Vuelve la Semana Santa a Tañarandy

Después de dos años, vuelve la procesión a Tañarandy. Dando su inicio en el año 1992, con 30 años desde su creación, la procesión en Tañarandy es sin dudas uno de los eventos religiosos y culturales más importantes del Paraguay durante la Semana Santa, sin embargo, no estuvo exento de los perjuicios causados por la pandemia del Covid-19.

Después de dos años, vuelve la procesión a Tañarandy.

Dando su inicio en el año 1992, con 30 años desde su creación, la procesión en Tañarandy es sin dudas uno de los eventos religiosos y culturales más importantes del Paraguay durante la Semana Santa, sin embargo, no estuvo exento de los perjuicios causados por la pandemia del Covid-19.

En ocasión de la entrevista con Mayoría, Koki Ruiz, principal organizador, recordó que en el 2020 realizaron una Semana Santa atípica porque acababa de iniciar la pandemia, pero aún no había casos registrados en el departamento de Misiones. Detalló que, para esa oportunidad, internos de la Penitenciaría Regional de San Juan Bautista participaron de la realización y hasta se pudo hacer una procesión en el patio del recinto penitenciario.

“Ya estábamos en cuarentena, pero como en la Penitenciaría no había ningún caso, estaban libre de casos, tampoco en Misiones, nosotros fuimos con un pequeño grupo a enseñarles, mostrarles cómo hacer los trabajos. Fue una experiencia muy interesante desde el aspecto artístico, espiritual, hacer (la procesión) dentro del patio fue algo muy importante”, exclamó.

Luego, para el año 2021 la segunda ola de la pandemia obligó a los organizadores a suspender las actividades. “Para nosotros es difícil, realmente es una pena no poder hacer nuestra Semana Santa, pero porque no es posible, porque estamos en un punto rojo en cuanto a que somos un departamento (Misiones) de muy alto contagio y eso nos impide juntarnos para trabajar”, dijo a Mayoría el artista, que a pesar de todo, no dejó pasar en vano aquel momento, tal como publicó en sus redes: “En soledad, hoy prendemos cada apepu por quienes se fueron a causa del COVID”.

“Por la grave situación no podemos juntarnos este viernes santo. Pero quien perdió un ser querido por COVID, puede dejarme escrito el nombre y una luz va a estar encendida en su memoria”, esbozó.

El impacto de aquellos dos años no solo fue de índole sociocultural, sino también económico, ya que atrae a turistas y fieles tanto de Paraguay como de otros países.

Este año 2022, se reanudan las actividades, recuperándose la normalidad con altas expectativas del público en general, que se encontrará con más de 25.000 candiles artesanales que iluminaran los caminos del nuevo itinerario de la procesión que se realizará el Viernes Santo y llegará hasta la iglesia de la ciudad.

En esta oportunidad no se proyectarán cuadros vivientes ni habrá ninguna actividad en el Teatro el Molino.

Para Koki y la comunidad, “la Semana Santa es un ejercicio todos los años de la creatividad; de eso se trata Tañarandy, un ejercicio de creatividad”, y agrega que de este ejercicio creativo también participa el público que asiste.