Aumento de peso y de ansiedad durante la cuarentena, según estudio

El 78 % de los pacientes de la Unidad de Obesidad de Clínicas, aumentó de peso durante la cuarentena. En cuanto al estado de ánimo, más del 80 % dijo sentir mayor ansiedad, según el estudio elaborado por una dependencia del hospital.

«Impacto en el peso corporal y hábitos de vida de la cuarentena en la pandemia en pacientes de la Unidad de Obesidad del Hospital de Clínicas» se denomina el estudio realizado por especialistas de la Unidad de Manejo Integral del Paciente Obeso, encabezado por los profesionales, Rocío Argüello Ayala, Aldo Benítez y Elvio Bueno.

Para el efecto, fueron encuestadas a través de WhatsApp unos 400 pacientes de la Unidad de Obesidad, elegidos al azar.

Entre las conclusiones más resaltantes, se halla que la mayor cantidad de los pacientes que acuden a la Unidad de Obesidad del Hospital de Clínicas, tenían un rango de edad de 30 a 49 años.

También revela que el 78 por ciento de ellos ganó peso durante la cuarentena, de los cuales el 80 por ciento corresponde a mujeres. En relación al aumento de masa corporal;  el 44 por ciento ganó entre 1 a 5 kilos, el 34 por ciento de 6 a 10 kilos y el 22 por ciento más de 10 kilos.

Otro punto preocupante es que el 76,5 por ciento  de los encuestados afirmó que cambió su forma de alimentarse con la cuarentena, en mayor medida por comer de forma desordenada, fuera de hora.

Asimismo, el 54 por ciento confirmó que no se hidrató de forma correcta y que el 72 por ciento no realizó un desayuno saludable.

Igualmente el 80 por ciento no consumió la cantidad de frutas suficientes. En su mayoría, un 31 por ciento calificó a su plan de alimentación en la cuarentena como malo.

Sobre el consumo de alcohol y tabaco

Por otro lado, el estudio menciona que solo un 38 por ciento alegó haber consumido alcohol en la cuarentena. Del total de encuestados, aumentó su consumo en un 11 por ciento, siendo de mayor consumo, cerveza y vino, en ese orden.

Solo el 10 por ciento de los pacientes encuestados son tabaquistas, un 9 por ciento volvió a reiniciar el hábito con la cuarentena. Cabe resaltar que el 46 por ciento fumó menos que antes y un 16 por ciento más que antes.

En esa misma línea, menciona que el 72 por ciento no practicó actividad física, y de los que realizaban, el 71 por ciento lo hizo menos que antes. Así también el 81 por ciento cambió su estado de ánimo con la cuarentena y el 83,5 por ciento afirmó sentirse más ansioso.

En parte, la obesidad puede ser tomada como un problema social, puesto que en sectores más vulnerables el consumo de alimentos calóricos es mayor debido a que brindan más saciedad a un menor costo, esto realizando una comparación entre estos últimos y los precios de las frutas, verduras u otros alimentos recomendados en una dieta equilibrada.