Controlar regularmente la presión arterial es clave para reducir el riesgo de mortalidad prematura

Se recomienda controlar regularmente la presión arterial, ya que la hipertensión es catalogada como el “asesino silencioso”, porque rara vez provoca síntomas. Es de vital importancia conocer nuestros niveles de presión arterial para prevenir enfermedades que ponen en riesgo la vida.

La “presión alta” o hipertensión, se caracteriza por la elevación persistente de la presión arterial a cifras mayores o iguales a 140/90 mmHg., generando la aparición de enfermedades cardiovasculares, primera causa de muerte en el mundo. Además de atacar el corazón dando lugar al infarto del miocardio o un accidente cardiovascular (derrame); también afecta el cerebro, las arterias y los riñones.

La hipertensión es catalogada como el “asesino silencioso”, porque rara vez provoca síntomas, razón por la cual es vital controlar regularmente la presión arterial. Aunque la hipertensión no suele presentar molestias o síntomas, puede llegar a ser peligrosa.

Esta afección es hereditaria, se transmite de padres a hijos, pero con un estilo de vida saludable durante la niñez se puede evitar su desarrollo.

¿A partir de qué edad se recomienda el control de la presión arterial?

Esta patología puede presentarse a edades tempranas como consecuencia de una predisposición genética o por mantener hábitos de vida poco saludables, por lo que se recomienda efectuar los controles de presión arterial desde la infancia, a partir de los 5 años, sobre todo a niños con exceso de peso o que cuenten con padres hipertensos. Esta medida está siendo aplicada en los consultorios pediátricos del Ministerio de Salud Pública como una estrategia para el diagnóstico temprano, el control y la prevención de la hipertensión.

Desde el Programa Nacional de Prevención Cardiovascular se recomienda el control periódico de la presión arterial: a los hipertensos controlarse dos veces por semana o diariamente (según indique el médico tratante) y a los NO hipertensos al menos dos veces al año.

Conocer nuestros niveles de presión arterial pueden alertarnos sobre la necesidad de modificar malos hábitos de vida, prevenir la ocurrencia de un accidente cerebrovascular (derrame) o un infarto y, en consecuencia, reducir el riesgo de mortalidad prematura.

Recomendaciones

Si bien la hipertensión no tiene cura puede prevenirse y tratarse. Esto es posible con un estilo de vida saludable, dieta sin sal, manteniendo un peso saludable, con ejercicios físicos diarios, tomando la medicación indicada por el médico en forma regular y manteniendo la presión normal (igual o menos a 130/80 mm Hg).

Encuesta de factores de riesgo cardiovascular

Este año, el programa Nacional de Prevención Cardiovascular lleva a cabo la detección de factores de riesgo cardiovascular utilizando una encuesta que puede ser llenada online o en formato físico, dirigida a empleados de empresas públicas o privadas y al público en general. Esta actividad inició en este mes de septiembre, por el mes del corazón y se extenderá hasta noviembre de este año.

Con esta encuesta se busca detectar a pacientes hipertensos de alto riesgo e iniciar el manejo adecuado para evitar probables complicaciones. 

Interesados en acceder a la “Encuesta sobre factores de riesgo cardiovascular” pueden escribir a la siguiente dirección electrónica: educacion.pnpc.msp@gmail.com o bien, contactar vía WhatsApp al (0986) 144-407, con la Dra. Rocío Aparicio, coordinadora de Modelo de Cuidados Crónicos del Programa.