Volcán de La Palma: Ordenan el confinamiento de nuevos barrios por la calidad del aire

El volcán de Cumbre Vieja de La Palma ha emitido ya 80 millones de metros cúbicos de lava. Los geólogos no descartan la apertura de nuevas bocas eruptivas luego de la creada esta madrugada.

En el último día, las condiciones meteorológicas no han permitido que los gases emitidos por el volcán se dispersen como sí había sucedido en días previos, lo que ha obligado a extender el confinamiento a más zonas. Los expertos mantienen que la calidad del aire es buena, pero que la situación es muy cambiante. 

La lava que emerge de la erupción volcánica de Cumbre Vieja, en la isla canaria de La Palma. Fotografía: Miguel Calero/EFE.

La Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, atendiendo a las mediciones de calidad del aire en la zona, ha ordenado el confinamiento de nuevos núcleos de población, además de los barrios previamente confinados de San Borondón, Marina Alta, Marina Baja y La Condesa.

El geólogo José Luis Barrera no descarta que el volcán de Cumbre Vieja en La Palma pueda abrir nuevas bocas de erupción, además de la última boca doble que se ha registrado durante la madrugada de este viernes, situada a unos 450 metros al norte del cráter. La lava que emite es muy líquida y ha ganado terreno en dirección oeste.

Barrera ha explicado en declaraciones a la agencia Europa Press que ahora mismo la colada es más fluida y está saliendo a una temperatura más alta que los primeros días, cuando los científicos apuntaban que estaba a más de 1.000 grados centígrados.

El volcán de Cumbre Vieja de La Palma ha emitido ya 80 millones de metros cúbicos de lava, ha explicado este viernes el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, en rueda de prensa.

Imagen satelital del flujo de la lava que sale del volcán Cumbre Vieja de La Palma. Fotografía: REUTERS.

Además, precisa que las primeras emisiones eran más explosivas a consecuencia de que los gases estaban “abriendo el conducto de emisión”, a modo de limpieza mientras que ahora, aunque siguen las explosiones, no son tan frecuentes e intensas como las de los primeros días. Eso se debe a que el conducto de emisión está más limpio y la lava sale “menos contaminada, más fluida y desde ahí baja directamente al mar”.

Al mismo tiempo, cree que la nueva colada se podría unir a la inicial. Pero advierte que ahora la “antigua” colada se está empezando a ensanchar dentro de tierra y si esta nueva lava se suma a ella “sería malo” para la actual emergencia, ya que podría afectar a nuevas infraestructuras y bienes que antes no estaban en riesgo.

De ese modo, incide en que cuando la lava caiga al mar en cascada se enfriará “bruscamente” al contacto con el mar y se podrá ir formando “otra nueva ampliación del litoral”.

“Es posible que se puedan abrir más bocas, pero hay que hacer un seguimiento de parámetros de sismicidad”, alerta el geólogo que señala la importancia de vigilar la profundidad de estos movimientos sísmicos, ahora a unos 10 o 14 kilómetros de profundidad.

Por otra parte, según ha informado el Instituto Geográfico Nacional (IGN), en las últimas 24 horas se han contabilizado 12 terremotos en el sur de la isla, en las proximidades de la erupción volcánica en curso. Asimismo, confirma que los hipocentros se encuentran situados entre los 10-14 kilómetros de profundidad en la misma zona donde comenzó la reactivación el 11 de septiembre.

(Con información de Europa Press)