Menor fue salvajemente golpeada por su madre por denunciar que era abusada por su padrastro

Una adolescente de 13 años fue atacada sexualmente por su padrastro y luego fue azotada por su madre, por haber denunciado el hecho a una vecina, donde corrió a refugiarse de su agresor. El hecho ocurrió en la ciudad de Itá.

La fiscal de Itá Daysi Sánchez, imputó al hombre por Abuso sexual en menores de edad, mientras que la mujer fue procesada por los hechos punibles de Maltrato de Niños y Adolescentes bajo tutela y Violación del Deber del Cuidado. Sus nombres se mantienen en reserva para proteger la identidad de la niña.

Según datos recabados por la fiscal, el 22 de septiembre de 2021, el hombre habría aprovechado que se encontraba solo con la menor de 13 años y la manoseó en sus partes íntimas, luego intentó besarla a la fuerza, pero la víctima logró escapar hasta la casa de una vecina, a quien le contó lo sucedido.

La madre de la niña, al enterarse de lo sucedido, en lugar de denunciar el hecho, procedió a propinarle latigazos con cable por el cuerpo por haber contado sobre el abuso, y tratándola de mentir.

Esta situación sumada a los constantes maltratos y brutales castigos físicos por parte de la madre de la menor, provocó que la víctima junto a sus hermanas, también menores de edad, llegarán hasta la vivienda de una tía en la ciudad de Ypané, quien realizó la denuncia a Fono Ayuda 147.

El Ministerio Público comunicó el hecho al Juzgado Penal de Garantía, quien ordenó la inspección física y ginecológica de las menores ante el Médico Forense del Ministerio Público, constatándose de esta manera las lesiones físicas por los maltratos recibidos de su madre como también infecciones por falta de higiene en sus partes íntimas y en la piel.

Además, las menores fueron evaluadas por la sicóloga forense del Ministerio Público quien de manera preliminar, constató la veracidad de la denuncia formulada con relación al abuso y a los maltratos, refiriendo de esa manera las menores que son víctimas de constantes castigos y golpes por parte de la madre.

La unidad Fiscal se constituyó en la vivienda donde vivían las menores y se pudo constatar que las mismas no recibían el cuidado necesario, verificándose que las menores dormían en el suelo, quedaban a cargo del padrastro en ausencia de la madre, además de ello se tuvo en cuenta otras cuestiones fundamentales, como falta de salud e higiene entre otros cuidados no proporcionados a las mismas.

Las menores se encuentran actualmente a cargo del padre.

Una de las tías presentó las denuncias realizadas contra la madre ante la Codeni, Juzgado de Paz y la Comisaría jurisdiccional de la ciudad de Ypané por los mismos hechos. La representante fiscal solicitó la prisión preventiva de los imputados.