Sospechosos de raptar y violar a una mujer son beneficiados con arresto domiciliario por una Cámara de Apelaciones

Un Tribunal de Apelación de la Circunscripción Judicial de Caazapá, benefició con la prisión domiciliaria a dos hombres procesados por haber raptado y abusado de una mujer el pasado 7 de setiembre. Los magistrados alegaron que la declaración de la víctima no fue suficiente e ignoraron la pericia psicológica y el diagnóstico médico, que constan como evidencia en la carpeta fiscal.

Los procesados son Antoliano Espínola Gamarra y Alcides Marín, quienes se encontraban con prisión preventiva al estar señalados como presuntos autores de los hechos punibles de Coacción Grave, Privación de Libertad, Coacción Sexual y Violación. Alcides Marín se desempeñaba como Suboficial de Policía de Caazapá., además de intentar frustrar la investigación penal.

El fiscal de la causa, Marcelo Ramírez, criticó y se opuso a la resolución que concedió el arresto domiciliario y luego fue recusado por la defensa, en un claro intento por dilatar el proceso en contra de los imputados.

Se trata del caso de la joven que fue raptada y posteriormente abusada en Caazapá, por supuestos motivos de hostigamiento y venganza respecto a un conflicto por una propiedad.

La Cámara de Alzada está integrada por los jueces Margarita Miranda Brítez (Presidenta, quien votó en disidencia), Edgar Adrián Urbieta (miembro quien votó por el arresto domiciliario) y Guido Ramón Melgarejo (miembro votó por el arresto domiciliario). Este último miembro de la Cámara manifestó que la resolución impugnada ameritaba ser confirmada, mientras que los otros dos integrantes alegaron que existiría una suerte de duda instalada respecto a la comisión de los hechos punibles y que la investigación puede llevarse a cabo sin la necesidad del otorgamiento de la Prisión Preventiva por no significar necesario. Sin embargo, cabe recordar que los hechos investigados constituyen crimen y se observa que la víctima denuncia haber sido hostigada desde antes del hecho denunciado.

No obstante, se debe tener en cuenta que uno de los hechos que les fue atribuido a las citadas personas constituye crimen. La Cámara aparentemente alegó que el testimonio de la víctima no sería indicio suficiente, sin embargo, obran en la carpeta fiscal los informes de la evaluación psicológica e inspección médica de la víctima.

El hecho ocurrió el 7 de septiembre de 2021 en la Compañía Ñupyahu Fátima, distrito de Caazapá, departamento de Caazapá. Cuatro hombres ingresaron con armas de fuego al domicilio de la víctima, obligándola a subirse maniatada a una camioneta, para luego ser atacada sexualmente y abandonada a unos 8 kilómetros de su vivienda.

La víctima identificó a 3 de los 4 agresores. El hecho habría ocurrido en venganza por un litigio de tierras entre su madre y los referidos.