Restos de Chiquitunga ya se encuentran en Paraguay

Esta madrugada arribaron al aeropuerto internacional Silvio Pettirossi las reliquias de la Beata María Felicia de Jesús Sacramentado, “Chiquitunga”, luego de tres años de permanecer en Italia para trabajos de restauración y conservación definitiva.

Una multitud de seguidores se congregó en el principal aeropuerto paraguayo para participar del  evento cristiano más importante del año, cuyo acto principal fue la misa de acción de gracias celebrada en el estacionamiento del Silvio Pettirossi.

Tras la celebración de la misa eucarística se realizó una caravana hasta el oratorio de las Carmelitas Descalzas de Asunción, donde quedará una de las urnas y la otra recorrerá los diferentes puntos del territorio paraguayo.

El arzobispo de Asunción, Edmundo Valenzuela, subrayó el hecho de que la llegada de las reliquias haya coincidido con el inicio de la primavera y el Día de la Juventud.

Así también calificó el día como histórico, alegando que “ella es nuestra santa” y que es una jornada de celebración. Igualmente instó a difundir “el amor, el amor y la libertad de los hijos de Dios”.

En ese contexto, expresó que la “llegada de una joven santa en nuestro país, es decir sus reliquias, cuando se realiza todo proceso de canonización, los restos son signos de veneración en donde las personas por intersección de las reliquias Dios puede ofrecernos grandes y grandes milagros”.

Las reliquias de la primera beata paraguaya se encontraban en Italia desde el 4 de abril de 2018, donde se realizaron los trabajos de restauración. Ese mismo año Chiquitunga fue beatificada en el estadio del Club Cerro Porteño en Asunción.

Es importante mencionar que los restos fueron dispuestos en tres urnas de plata, con un peso total de 244 kilos.

El 16 de agosto de este año se procedió al sigilo canónico oficial y la documentación fue entregada a la Embajada paraguaya en Roma el 20 de agosto, por el Padre Marco Chiesa, Postulador General de la Congregación de las Carmelitas Descalzas, para gestionar la partida de los restos al Paraguay. Los costos derivados del traslado fueron cubiertos por la referida Congregación religiosa.

«Chiquitunga» nació en Villarrica en 1925, con el nombre de María Felicia Guggiari Echeverría, y falleció a los 34 años, en 1959.