Mujeres son las más afectadas por las migrañas, según especialistas

La migraña, caracterizada por ataques recurrentes de dolor de cabeza acompañado con náuseas, vómitos - en el mayor momento de intensidad-, sensibilidad a la luz e intolerancia a los ruidos, afectan en el mayor de los casos a las mujeres, según refieren especialistas.

La Prof. Dra. Martha Sady Galeano, Jefa del Departamento de Neurología Adultos del Hospital de Clínicas, menciona que la migraña afecta mayoritariamente a las mujeres, iniciándose en la infancia, acrecentando molestias entre los 16 a 45 años, por ello también se considera como segunda causa de discapacidad en el mundo debido a las molestias generadas.

“Esta entidad suele atacar con dolores intensos y en algunos casos presentan auras visuales que corresponden a chispas, rayas o destellos, que aparecen aproximadamente 20 minutos antes del dolor, es por eso que las personas que sufren de crisis de migrañas, deben aislarse, estar en algún lugar oscuro, además de tomar diversos analgésicos y en casos más severos tratamientos endovenosos”, especifica.

La migraña solo puede ser tratada por un neurólogo, a través de un tratamiento preventivo para que este no vaya atacando a diario como una migraña crónica, ocasionando también la dependencia a ciertos analgésicos.

“En el caso de que el paciente se encuentre con dependencia a ciertos analgésicos, se debe desintoxicarlo y a partir de ahí iniciar un tratamiento preventivo, totalmente individual, por eso se utilizan distintos esquemas, los cuales son personalizados”.

En caso de que el paciente no presente mejoras, la profesional explica que se suministra la toxina botulínica, utilizado como medicamento para todos los tipos de dolores y como protocolo de la migraña.

Resalta que existe una predisposición genética del 75 al 80% de padecimiento de esta afección, que por lo general ya puede ir apareciendo desde los 3 a 4 años; y entre los primeros síntomas pueden ser la cinetosis al viajar, ocasionando ganas de vomitar, dolor en el epigastrio y a veces taquicardia.

Las personas que padecen de migrañas deben evitar consumir embutidos, chocolates, maní, bebidas gaseosas, café, quesos procesados, mariscos, nueces, alcohol, condimentos con muchos conservantes, entre otros; además de mejorar los hábitos como el buen descanso.