Twitter anuncia Modo Seguro para evitar comentarios tóxicos

La empresa ha decidido crear el Modo Seguro, que tiene el objetivo de mejorar la experiencia de los usuarios y reducir las “interacciones no deseadas”.

En los últimos años, las redes sociales se han convertido en un espacio de guerra emocional, en el que el ego y las discusiones son los grandes protagonistas. Hay algunas personas que sin darse cuenta (o muy a propósito), se han convertido en un verdadero “dolor de cabeza” para sus colegas internautas, pues representan todo lo malo que puede existir en estos espacios virtuales: acoso, discursos de odio, racismo, insultos o spam.

Por supuesto, este tipo de actitudes van creando escollo en los demás usuarios, que ven, poco a poco, como su sanidad emocional se va deteriorando, sin que las redes sociales tomen alguna retaliación severa. Si no es por las denuncias personales que hace cada internauta, la mayoría de las plataformas pasarían por alto estos hechos de violencia cibernética que va creando rencor y dolor entre sus comunidades.

Pensando en esto, Twitter ha decidido hacer un alto en el camino y tomar cartas en el asunto para poder mejorar la convivencia dentro de la red social. Para esto, en las últimas horas la empresa anunció la inclusión de una nueva herramienta, denominada Modo de Seguridad, con la que intentará sancionar a todas las personas que causen problemas en su plataforma.

“Los tweets no deseados y el ruido pueden obstaculizar las conversaciones en Twitter, por lo que presentamos el Modo de Seguridad, una nueva función que tiene como objetivo reducir las interacciones disruptivas”, explicó Twitter por medio de una entrada en su blog oficial, añadiendo que el castigo para las cuentas que busquen causar inconformidad entre su comunidad será un bloqueo temporal de siete días.

Asimismo, indicó que las condiciones a tener en cuenta para ser castigados con dicho bloqueo es que hayan hecho uso de un “lenguaje potencialmente dañino, como insultos o comentarios de odio, o enviar respuestas o menciones repetitivas y no invitadas”.

“Cuando la función está activada en su Configuración, nuestros sistemas evaluarán la probabilidad de una participación negativa al considerar tanto el contenido del tweet como la relación entre el autor y el contestador del mismo. Nuestra tecnología tiene en cuenta las relaciones existentes, por lo que las cuentas que sigue o con las que interactúa con frecuencia no se bloquearán automáticamente”, añadió Twitter.

Igualmente, la compañía señaló que los usuarios que fueron víctimas de las personas a las que se les bloquearon sus cuentas contarán con una información detallada en todo momento del período que dure el Modo de Seguridad, y que justo antes de que este finalice, recibirán “una notificación que recapitula esta información”.

Por otra parte, Twitter es consciente de que cuando se usa una Inteligencia Artificial para mejorar la convivencia dentro de la plataforma, siempre existe un riesgo de que esta pueda perjudicar de forma indiscriminada a personas que no han infringido ninguna de sus políticas. En consecuencia, se permitirá “que los bloqueos automáticos del Modo de Seguridad se puedan ver y deshacer en cualquier momento en su Configuración”, además de prometer que supervisarán “periódicamente la precisión de nuestros sistemas de modo de seguridad para realizar mejoras en nuestras capacidades de detección”.

Por último, explicó que para comenzar, esta herramienta se implementará primero “en un pequeño grupo de comentarios en iOS, Android y Twitter.com, comenzando con las cuentas que tienen habilitada la configuración del idioma inglés”.

“Observaremos cómo funciona el Modo de Seguridad e incorporaremos mejoras y ajustes antes de llevarlo a todos en Twitter. Estén atentos para recibir más actualizaciones a medida que continuamos desarrollando nuestro trabajo para capacitar a las personas con las herramientas que necesitan para sentirse más cómodas participando en la conversación pública”, finalizó Twitter.

De esta forma, las personas podrán hacer uso de una nueva herramienta con la que dan permiso a Twitter para que se encargue de su seguridad y paz dentro de la app, sin necesidad de estar reportando una por una cada cuenta que les ha causado problemas.