Presidente de Afganistán deja el país por avance Talibán

El avance imparable de los talibanes durante el fin de semana ha llevado al grupo insurgente a las puertas de Kabul, la capital afgana, donde "no planea entrar a la fuerza", según un comunicado hecho por el Talibán.

El presidente afgano del Alto Consejo para la Reconciliación Nacional, Abdullah Abdullah, también dijo en una declaración en video que el presidente Ghani abandonó el país, refiriéndose a él como «expresidente».

Ghani es un execonomista y académico, que se ha desempeñado como presidente de Afganistán desde 2014. Fue reelegido en septiembre de 2019, pero debido a un proceso prolongado no prestó juramento hasta marzo de 2020.

Solía ​​ser ciudadano estadounidense, pero renunció a su pasaporte para postularse para la presidencia afgana en 2009.

Ghazi anteriormente enseñó antropología en Berkeley y la Universidad Johns Hopkins en Estados Unidos entre 1983 y 1991, y luego comenzó a trabajar en el Banco Mundial. Estuvo en la institución financiera global en Washington durante los ataques del 11 de septiembre y utilizó la tragedia como trampolín para volver a involucrarse en la política afgana, regresando a su país de origen pocos meses después del evento.

Los talibanes han entrado en Kabul, argumentando que lo hacían porque las fuerzas de seguridad del gobierno afgano habían abandonado sus puestos en partes de la ciudad, dijo el portavoz talibán Zabihullah Mujahid en un comunicado el domingo.

En el comunicado, los talibanes pidieron a la gente que no le tema a los talibanes.

«Esa es ciertamente una gran actualización», dijo la corresponsal en jefe internacional de CNN, Clarissa Ward, a Fareed Zakaria de CNN, y agregó que «sin duda asustará a mucha gente que enfrenta un futuro incierto».

Ward describió el pánico que siente la gente en este momento mientras los talibanes se han acercado cada vez más.

«La gente de aquí se despertó por la mañana con la noticia de que los talibanes estaban en las puertas, en las afueras de Kabul. Había caos en las calles. La gente se estacionaba en doble fila, la gente conducía por el lado equivocado de la carretera, la gente estaba absolutamente aterrorizada. Hubo afán en los bancos. Había gente esperando en largas filas afuera de la oficina de pasaportes», dijo.

Los talibanes han logrado avances radicales al tomar el control de todas las demás ciudades importantes del país en solo dos semanas.