El padre de Britney Spears acuerda dejar la tutela legal de la estrella del pop

Jamie Spears, el padre de Britney Spears, renunció a seguir como tutor legal de la cantante, un cargo que ostentaba desde hace más de 13 años y por el que llegó a controlar todos los aspectos de su vida.

«Celebramos que el señor Spears y su abogado hayan admitido en una declaración que debe dejar su puesto», dijo el abogado de la estrella del pop, Mathew Rosengart, en un comunicado.

Spears, que ha controlado los asuntos de su hija desde que ella sufriera un problema de salud en 2008, acordó dar un paso al costado en un documento judicial presentado este jueves.

Britney Spears, de 39 años, llevaba meses intentando que su padre deje de tener nada que ver con sus asuntos. Su petición iba a ser escuchada en un tribunal de Los Angeles a final de septiembre.

Rosengart calificó la decisión como «una gran victoria para Britney Spers y otro paso para hacer justicia».

La publicaciones Variety y TMZ.com tuvieron acceso al documento judicial y afirman que asegura que aunque no hay motivos para retirar la tutela, Jamie Spears «no cree que una batalla pública por la tutela sirva a los intereses de su hija».

«El señor Spears quiere trabajar con el tribunal y con el nuevo abogado de su hija para preparar una transición ordenada hacia un nuevo tutor», agrega el documento legal.

Britney Spears, de 39 años, sigue bajo la tutela de un tutor personal, Jodi Montgomery. Nunca se ha revelado qué problema mental tiene la cantante que le impide hacerse cargo de sus propios asuntos.

En junio, ante el tribunal, la cantante reclamó muy emocionada el fin de la tutela ordenada por un juez hace 13 años, puesto que la considera abusiva y humillante.