Campesinos y Gobierno, cerca de llegar a un acuerdo

Organizaciones campesinas llegaron a un “preacuerdo” con el Poder Ejecutivo y el Congreso Nacional, lo que podría poner punto final a la medida de fuerza. El documento se centra en tres reivindicaciones: acceso a tierras, reestructuración de deudas y apoyo a la agricultura familiar campesina.

“Establecimos un acuerdo con el MAG que se compromete, mediante el acta, en priorizar los proyectos que han sido presentados en el marco del acuerdo que hoy se ratifica”, dijo Jorge Galeano de la Coordinadora Intersectorial Campesina, tras el encuentro realizado con las autoridades nacionales.

En ese sentido, Galeano anunció que el próximo 18 de agosto se desarrollará una nueva reunión con la participación de referentes del Senado, del Banco Nacional de Fomento (BNF), el Crédito Agrícola de Habilitación (CAH) y el Banco Central del Paraguay (BCP) para tratar temas relacionados a las deudas campesinas y levantamiento del paro. Será a las 16:00 en el Senado.

El dirigente campesino se mostró conforme con la negociación y mencionó que una vez que se consensuen los aspectos relacionados a la tierra, deuda y agricultura familiar campesina se podrá sellar el acuerdo definitivo que esperan se dé en la siguiente reunión.

La viceministra de Agricultura, Bettina Aguilera explicó que en la reunión de la próxima semana abordarán aspectos técnicos sobre los proyectos productivos presentados por los campesinos y sobre todo, ajustarlas a las disposiciones reglamentarias que contempla la Ley 6669/2020 por la que se otorga asistencia para la reactivación de la Agricultura Familiar Campesina.

Al respecto, recordó que la Ley 6669/2020 está respaldada por unos 14 millones de dólares, de los cuales el 43 por ciento ya fueron ejecutados. La misma consta de dos etapas, eso significa que la mayor parte de los recursos ya están comprometidos, aseguró.

“Ya depende exclusivamente de un procedimiento de rigor legal para poder realizar el segundo desembolso correspondiente”, subrayó Aguilera.

Remarcó que el preacuerdo de hoy radica básicamente sobre proyectos que no han sido desembolsados y aseguró que los recursos están garantizados para continuar con la financiación de los proyectos productivos.