OMS inicia ensayos con 3 nuevos posibles tratamientos contra Covid-19

Los fármacos artesunato, imatinib e infliximab serán probados en pacientes de más de 600 hospitales repartidos por 52 países.

La historia de éxito de las vacunas contra el coronavirus tiene su reverso: el fracaso en la búsqueda de un fármaco que combata la covid una vez que el patógeno se ha adueñado del cuerpo. Ninguno de los antivirales ensayados ni la mayoría de nuevas terapias han logrado resultados contundentes. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció este miércoles el inicio de grandes ensayos internacionales de tres posibles tratamientos contra el COVID-19. 

“Encontrar terapias más efectivas y accesibles para los pacientes de COVID-19 sigue siendo una necesidad crítica”, dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. El artesunato es un tratamiento para la malaria severa, el imatinib se utiliza para algunos tipos de cáncer y el infliximab se emplea para algunos trastornos del sistema inmune como la enfermedad de Crohn o la artritis reumatoide.

Los fármacos que serán usados fueron donados por sus fabricantes y ya están siendo distribuidos entre los hospitales implicados. “Ya tenemos muchas herramientas para prevenir, diagnosticar y tratar el COVID-19, incluyendo oxígeno, dexametasona e inhibidores de interleucina-6”, indicó Tedros. “Pero necesitamos más, para los pacientes en todo el espectro clínico, desde la enfermedad leve a la severa”, indicó.

Síndrome post-COVID

Con cerca de 200 millones de casos conocidos de COVID-19, la OMS afirmó que está profundamente preocupada por la gente que podría padecer COVID largo, cuyo índice de incidencia se desconoce. La Organización Mundial de la Salud (OMS) instó a las personas que padecen secuelas del virus a largo plazo, pese a haberse recuperado de la infección, a acudir al médico.

El COVID largo es uno de los aspectos más desconocidos de la pandemia. “Este síndrome posCOVID, o COVID largo, es algo que preocupa profundamente a la OMS”, declaró María Van Kerkhove, responsable técnica de la lucha contra el COVID-19 en la organización, en una rueda de prensa.

La OMS se está “asegurando de que somos conscientes de esto, porque esto es real”. “No sabemos cuánto duran esos efectos y estamos incluso trabajando […] para entender y describir lo que es este síndrome posCOVID”, señaló Van Kerkhove.

Según explicó, la OMS está trabajando para obtener mejores programas de rehabilitación para personas con COVID largo y también para incrementar la investigación y comprender mejor en qué consiste ese síndrome y cómo tratarlo.

Poco se sabe sobre porqué a algunas personas, tras superar la fase aguda de la enfermedad, les cuesta recuperarse y siguen padeciendo síntomas como dificultades para respirar, cansancio extremo y alteraciones cardíacas y neurológicas.

Según Janet Diaz, jefa del equipo de respuesta clínica al COVID-19 de la agencia de la ONU, se han registrado más de 200 síntomas, incluyendo dolor en el pecho, hormigueos y erupciones. Según dijo Diaz el martes durante una intervención en directo en redes sociales, algunas personas presentan estos síntomas durante tres meses, otros hasta seis.

 

Fuente: AFP.