Proteger la lactancia materna es responsabilidad de todos

La “Semana Mundial de Lactancia Materna” se celebra del 1 al 7 de agosto, para sensibilizar y concienciar sobre la importancia de la práctica del amamantamiento. La lactancia materna previene enfermedades y disminuye la mortalidad neonatal.

En Paraguay, la “Semana Mundial de Lactancia Materna” se recuerda la segunda semana de agosto. Este año, lleva por lema “proteger la lactancia una responsabilidad compartida” y recuerda a cada uno que todos y todas deben informarse, involucrarse y movilizar acciones para proteger y apoyar este acto de amor que, además, ayuda a garantizar la supervivencia, la salud y el bienestar de la niñez y sus familias. También, es clave para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible, sin dejar a nadie atrás.

Fotografía: Ministerio de Salud.

La lactancia materna es la base de la vida y contribuye a la salud a corto y largo plazos, a la buena nutrición y a la seguridad alimentaria en situaciones de emergencia y que no sean de emergencia. También, es un derecho humano que debe respetarse, protegerse y cumplirse. La lactancia materna no sólo es segura, sino que también previene la mortalidad neonatal.

El amamantamiento es el mejor modo de proporcionar al recién nacido los nutrientes que necesita. La OMS lo recomienda como modo exclusivo de alimentación durante los 6 primeros meses de vida; a partir de entonces, se recomienda seguir con la lactancia materna hasta los 2 años, como mínimo, complementada adecuadamente con otros alimentos inocuos.

Es fundamental que los gobiernos y otras partes interesadas sigan colaborando en la creación de un entorno multisectorial favorable y amigable con la lactancia materna, una parte vital para proteger y apoyar esta práctica natural.