Aplicación de primeras dosis redujo el contagio y las internaciones a la mitad, aseguran

El Ministerio de Salud sostiene que tras la aplicación masiva de vacunas, se comprobó que contar con al menos una dosis de la vacuna contra COVID-19, de cualquier plataforma, se redujo un 50% la hospitalización, un 36% el ingreso a terapia intensiva y un 82% la posibilidad de fallecer en nuestro país.

Los datos preliminares del estudio demuestran que, desde el inicio de la vacunación el 22 de febrero, hasta el cierre del mes de julio, hay un poco más de 36% de personas vacunadas, con al menos una dosis de anticovid, lo que representa a un tercio de la población objetivo. Este tercio es el de la población más vulnerable.

En este caso, el análisis corresponde al periodo de abril a julio, en la población de 60 años de edad en adelante. Este grupo representa el 70% de la mortalidad por el COVID-19 en el país.

En este lapso y en esta población, hubo 36 mil infectados con COVID-19. De estos, el 55% de infectados ya contaba con una dosis de vacuna anticovid, y el 45% de los contagiados aún no había recibido la vacuna.

Del 55% o 20 mil personas infectadas, que contaban con la primera dosis, se hospitalizó el 19,8%,  el 8,8% fue a terapia intensiva y falleció el 5, 9%.

Del 45% o 16 mil infectados, que no contaban con la vacuna, se hospitalizó el 39,8%, el 13, 1% fue a terapia intensiva y falleció el 32,1%.

Este es el impacto actual de la campaña de vacunación:

– 50% de hospitalización.

– 36% el ingreso a terapia intensiva.

– 82% la muerte.