La cocaína confiscada en Fernando pesa casi tres toneladas y media

El comandante de la Policía Nacional, Luis Ignacio Arias, informó que la droga hallada en un depósito ubicado en zona Norte de Fernando de la Mora totalizó 3.400 kilos de cocaína, que estaban ocultas entre bolsas de azúcar, lo que se considera como una incautación récord.

“Estamos hablando de más de 3.400 kilos de cocaína incautada, en un procedimiento que se extendió durante toda la madrugada. Esta mañana queremos dar una conferencia de prensa para dar detalles sobre la parte investigativa”, informó Arias este miércoles en entrevista con la radioemisora 730 AM.

Detalló que la incautación se dio tras una tarea de inteligencia que venían impulsando desde hace un mes junto con el Ministerio Público. La estructura operaba desde un depósito ubicado en zona Norte de Fernando de la Mora, en donde se acumulaba la droga para posteriormente introducirla entre bolsas de azúcar, aunque no sería la única forma en la que camuflaban la sustancia.

Mencionó que aparentemente se trata de un depósito alquilado y cuyo dueño ya fue identificado, aunque evitó dar mayores detalles acerca de si el mismo estaría vinculado al hecho.  “Se van a desarrollar varios procedimientos para tratar de llegar a los responsables”, subrayó.

Durante el procedimiento se hallaron 198 bolsas, cada una con alrededor de 18 a 19 panes de droga empaquetada. Igualmente, en el sitio se encontraron rollos de madera con un hueco en el centro en donde se presume se ocultaba la droga a fin de ser trasladada. Además, maquinarias y un camión.

“Estamos optimistas que van a haber más detenidos en el transcurrir de las horas. Son 3.400 kilos y un poco que estaban detallados en el acta de la fiscalía”, explicó el comandante de la Policía Nacional.

Precisó que se trata de la mayor incautación de droga de la historia del país. Es importante recordar que la última se llevó a cabo en un puerto privado de Villeta, en octubre del año pasado.

“Se presume que en el mercado local tendría un valor de entre 25 a 28 millones de dólares aproximadamente, una millonaria perdida para el crimen organizado”, precisó.