Confirman nuevo secuestro en el norte, pero descartan a EPP y ACA como autores

Las autoridades confirmaron que un hombre de 46 años, quien trabaja en una estancia de Tacuatí, Concepción, fue secuestrado en la tarde ayer, aunque descartan la participación de los miembros de los grupos terroristas EPP y ACA. G. 500 millones sería el precio por dejarlo libre.

La víctima es Juan Carlos Olmedo (46), quien trabaja en la estancia Pindoty, propiedad de Alfredo Cabeza, de nacionalidad argentina. La propiedad está ubicada en la colonia Manitoba, distrito de Tacuatí, San Pedro.

La Fiscalía informó que Olmedo fue llevado a la fuerza en la tarde del lunes cuando circulaba a bordo de su motocicleta por un camino vecinal. Los secuestradores lo interceptaron y lo subieron a una camioneta.

De momento las autoridades sostienen que se trata de criminales comunes no vinculados a los grupos terroristas. “Descartamos totalmente que sean del EPP y sus vertientes”, dijo el fiscal Andrés Arguello a los medios.

Si bien no precisó la cantidad exigida por su libertad, sí señaló que podría ser un monto superior a los 200 millones de guaraníes. Se rumorea que la cantidad ronda los G 500 millones, monto que fue pedido directamente por los secuestradores a los familiares de la víctima.

Este nuevo secuestro ocurre en el mismo departamento solo un par de semanas después del secuestro y asesinato de Jorge Ríos, atribuido al grupo armado Agrupación Campesina Armada – Ejército del Pueblo (ACA-EP)