La NASA recupera el telescopio Hubble después de una falla con la computadora de carga útil

La computadora de carga útil, esencial para continuar con las operaciones del Hubble, dejó de funcionar repentinamente el 13 de junio, suspendiendo las observaciones científicas.

Científicos de la NASA cambiaron con éxito el ‘hardware’ de apoyo en el telescopio espacial Hubble y ahora están verificando la estabilidad del equipo. 

Después de la falla, todos los instrumentos del aparato fueron puestos en modo seguro y se suspendió la recopilación de datos científicos. La computadora de carga útil del telescopio fue fabricada durante la década de 1980 y es responsable de controlar y monitorear todos los instrumentos científicos del Hubble.

Una serie de pruebas de varios días, que incluyeron intentos de reiniciar y reconfigurar la computadora y la computadora de respaldo, no tuvieron éxito, afirmó la NASA. No obstante, la información recopilada de esas actividades ha llevado al equipo de Hubble a determinar que la posible causa del problema estaba en la Unidad de Control de Potencia, que forma parte de la Unidad de Manejo de Datos y Comando de Instrumentos Científicos (SI C&DH) y garantiza un suministro de voltaje constante al ‘hardware’ de la computadora de carga útil.

Para que el Hubble volviera a funcionar, los ingenieros de la NASA pasaron por un complejo proceso de cambiar paso a paso la computadora de respaldo, una operación que tomó varios días. Una vez completados estos pasos, la computadora de carga útil de respaldo en la unidad SI C & DH «se encendió y se cargó con el ‘software’ de vuelo y se llevó al modo de operaciones normales».

«El equipo del Hubble ahora está monitoreando el ‘hardware’ para asegurarse de que todo funcione correctamente. El equipo también ha iniciado el proceso para recuperar los instrumentos científicos de su configuración de modo seguro. Se espera que esta actividad lleve más de un día», dijo la agencia espacial. Luego, el equipo planea realizar «una calibración inicial de los instrumentos antes de reanudar las operaciones científicas normales».

Lanzado en 1990, Hubble ha estado observando el universo durante más de 31 años. Se han realizado más de 1,5 millones de observaciones y se han publicado más de 18.000 artículos científicos con la ayuda de los datos recopilados por el mítico telescopio.

La NASA planea lanzar el sucesor de Hubble, el telescopio espacial James Webb, a finales de año.