Demoledor regreso de Miesha Tate con un TKO

El UFC Vegas 31 fue el escenario perfecto para el retorno de Miesha “Cupcake” Tate, cuya performance le permitió lograr un espectacular KO contra Marion Reneau, quien a su vez colgó los guantes en su última pelea como profesional de las Artes Marciales Mixtas.

Cinco años pasaron desde la última vez que Tate pisó el octógono de la UFC y se mostró con uno de sus mejores estados físicos. Durante el primer asalto ambas peleadoras se estudiaron para delinear la mejor estrategia para alcanzar la victoria.

En el segundo asalto Tate se volvió más agresiva y empezó a dañar con jabs y acordar las distancias, llevando a Reneau contra la reja, tres minutos de intenso castigo.

Tate olió la sangre y salió a por todo en el tercer round, Tate buscó llevar la pelea al suelo, u posición más cómoda, hasta que lo consiguió y desde ahí, con su rival boca abajo, castigó de todas las formas posibles a Reneau. El referí tuvo que detener la pelea al 1:56 del tercer round.

Tate logró su primera victoria desde que logró el cetro del UFC el 5 de marzo de 2016, siendo la primera mujer en la historia en finalizar a Reneau, quien por su parte terminó su carrera en la UFC con sus últimas cinco peleas perdidas.