Britney Spears revela que no cantará mientras su padre controle su carrera

La cantante lanzó un duro mensaje en Instagram contra Jamie Spears, quien ha dicho ante la Justicia de EEUU que no planea renunciar a la tutela pese a los deseos de su hija.

En una publicación en su cuenta de Instagram, la cantante Britney Spears de 39 años anunció el fin de semana que no se subirá a los escenarios mientras su padre siga controlando todos los aspectos de su vida, como ha hecho durante los últimos 13 años.

“A aquellos que critican los videos en los que salgo bailando… ¡¡¡¡Miren, no voy a actuar en ningún escenario en un futuro cercano mientras mi papá siga decidiendo lo que me pongo, digo, hago o pienso!!!! Ya lo he hecho durante los últimos 13 años”, lanzó la artista.

Afirmó, además, que prefiere bailar en el salón de su casa que subirse a un escenario de Las Vegas, donde la gente está tan “ida” que no puede ni estrechar la mano. “Y -añadió- no me voy a poner un montón de maquillaje y ensayar, ensayar y ensayar otra vez y no poder hacer algo real, con mezclas antiguas de mis canciones, mientras estoy rogando que pongan mi nueva música en un espectáculo para mis seguidores…¡¡¡¡Así que lo dejo!!!!”.

La cantante también arremetió contra su padre, James Spears, y su hermana, Jamie Lynn Spears. “No me gusta que mi hermana apareciera en las entregas de premios y cantara MIS CANCIONES remezcladas. Mi supuesta red de apoyo me hizo un daño profundo. Esta tutela legal mató mis sueños…así que todo lo que tengo es esperanza y la esperanza es justo lo que es más difícil de matar por este mundo…¡¡¡¡y aún así la gente lo intenta!!!”, lamentó.

Fotografía: AF.

La artista, que tiene más de 31 millones de seguidores en Instagram, ha usado esa red social en las últimas semanas para romper el silencio que había dominado su vida durante los últimos años y compartir cómo sufre el control de su padre, quien ha dicho ante la Justicia de EEUU que no planea renunciar a la tutela pese a los deseos de su hija.

Spears acudió a la Justicia para acabar con la tutela legal que limita su vida, que es un mecanismo reservado para personas gravemente incapacitadas y que se supone que no pueden hacerse cargo de sí mismas. El padre de Britney se hizo cargo de su vida personal y de sus finanzas tras una etapa de comportamiento errático que ocupó titulares en 2008.

Aunque la medida fue de carácter temporal en su inicio, se ha mantenido a lo largo de 13 años en los que la artista ha actuado, publicado discos y protagonizado un espectáculo millonario en Las Vegas entre 2013 y 2017, a veces en contra de su voluntad.

El conflicto abierto entre la cantante y su padre ha generado un movimiento en las redes sociales de apoyo a la  de las más populares artistas estadounidenses. El lema “#FreeBritney” (Libertad para Britney) ha tomado impulso este año tras el estreno del documental “Framing Britney”, una producción elaborada por The New York Times que repasa los aspectos más controvertidos y ásperos de la carrera de la artista.

El miércoles, Spears obtuvo una gran victoria en su batalla legal después de que la jueza Brenda Penny a cargo del caso dictaminó que podía designar a su propio abogado.

La cantante estará representada por Mathew Rosengart, un ex fiscal que ha llevado casos de celebridades como el actor Sean Penn y el famoso cineasta Steven Spielberg.

En su primera intervención como defensa de Spears, Rosengart mencionó que el padre de Britney deberá renunciar voluntariamente a la tutela, ya que esto es “el mejor interés” de su clienta. “Nos moveremos rápida y agresivamente para su remoción”. También calificó el testimonio de Britney Spears como “claro, lúcido, poderoso y convincente”.

 

Fuente: Infobae.