Incremento de contagios por Variante Delta obliga a Sidney a endurecer restricciones

Las autoridades australianas endurecieron las restricciones en el área metropolitana de Sydney, la ciudad más grande del país, luego de que un confinamiento de varias semanas no lograra contener un rebrote de coronavirus asociado a la variante Delta, más contagiosa y virulenta.

las nuevas medidas fueron anunciadas por Gladys Berejiklian, jefa de Gobierno del estado de Nueva Gales del Sur, del cual Sydney es capital. “Lo que hemos hecho hasta ahora no fue suficiente. En alguna medida lo hemos estabilizado, pero no logramos aplanar la curva”, dijo Berejiklian, según informa la agencia de noticias AFP.

“No subestimamos el impacto que esto tiene en nuestros negocios”, aseguró Berejiklian, quien aclaró que están frente a una “oportunidad” para acabar con el virus y asegurarse de que “las familias y las empresas puedan recuperarse lo más rápido posible”.

Además, a las personas que viven en tres áreas del estado se les prohibió abandonar esos lugares, excepto en circunstancias excepcionales, en un intento por cercar al virus, que se concentró cada vez más en esas comunidades.

El endurecimiento de las restricciones, incluida una pausa en las construcciones en la ciudad, llega en la tercera semana de confinamiento.