Noruega prohibió los filtros y retoques en las fotos publicadas en redes sociales y medios

Los influencers y las marcas deberán informar si las imágenes que publican con fines comerciales llevan filtro o tienen edición en Photoshop, bajo el objetivo de combatir los estereotipos falsos.

Con el objetivo de luchar contra la publicidad engañosa y los estereotipos de belleza en el mundo, el Ministerio noruego de Infancia e Igualdad aprobó una ley que prohíbe a los influencers, figuras públicas y medios de comunicación, el uso de imágenes retocadas o con filtros en sus redes sociales.

La ley que se aprobó el 1 de julio, con 72 votos a favor y 15 en contra, exige que el contenido retocado tenga una etiqueta, diseñada por el gobierno, para que los usuarios reconozcan que el contenido no es natural. En este sentido, desde el Ministerio Noruego de Infancia e Igualdad apuesta a la lucha contra la publicidad engañosa que se vende en las redes sociales y en otros espacios publicitarios.

En el caso de alterar alguna fotografía con retoques de programas de edición o con un filtro que proporcione la plataforma y no cumplan con lo establecido, se emitirá la sanción correspondiente.

Esta medida se aplica en Facebook, TikTok, Snapchat, Twitter e Instagram, entre otras. De hecho, esta última fue catalogada como una de las redes sociales más dañinas para la salud mental por promover vidas y cuerpos perfectos para obtener me gusta.

De esta manera Noruega se suma a la medida que el pasado mes de febrero adoptó Reino Unido, que a raíz de la campaña #Filterdrop (fuera filtros) iniciada por Sasha Pallari, una maquilladora y modelo del país, decidió señalar límites al uso de los filtros entre las “influencers”.

Por otra parte, desde 2017 la ley francesa obliga a las publicaciones de moda a indicar cuándo las fotografías fueron retocas con Photoshop.