Pibe Rodríguez: “Tengo más de 2.400 atletas preparados”

Rubén “Pibe” Rodríguez, uno de los entrenadores físicos más destacados y propietario de una de las cadenas de gimnasios de renombre en nuestro país. En esta nota nos cuenta sobre su pasión y cómo se inició en el mundo del cultuismo.

A diferencia de la mayoría, Pibe reconoce que comenzó algo tarde a trabajar en su cuerpo, entre los 22 y los 23 años, durante la vertiginosa década de los noventa, cuando “ir a los gimnasios era un tema tabú”, comenta.

“Así empecé, me gustaba mucho hacer pesas. era un muchacho delgado y todo hombre sueña con tener músculos. Fui al gimnasio Factory, cuando eso empezaba recién”, recuerda.

Su primer torneo fue el Mr. Verano. Recuerda que en aquel entonces se quedó tan fascinado con el evento que dijo “esto es lo mío”. Con el correr de los años y mucho esfuerzo, logró levantar su imperio a inicios del 2.000, ya siendo instructor abrió su primer gimnasio: “Spartacus” uno de los más populares actualmente.

A partir de este hecho, comienza su carrera en la preparación de atletas y también puede dedicarse a su otra pasión, organizar eventos de fisiculturismo.

En el año 2010 logró adquirir los derechos de Mister Verano, el primero del cual participó en los 90 y que ya es toda una tradición local, actualmente abierta también a la participación de atletas del Mercosur.

“Tengo en mi haber más de 2.400 atletas preparados desde que estoy en este mundo. NI si juntas a todos los preparadores en el Paraguay llegarían a los que preparé hasta ahora”, exclama Pibe. Sostiene que formó a la mayoría de los instructores de los gimnasios del país. “Esa es la vida que llevo, la vida que elegí”.

LA PANDEMIA

Asegura que las consecuencias de la pandemia del Covid-19 fue fulminante para el sector. “La industria está literalmente muerta. Lo que es gimnasio, tenemos una asistencia del 30%. La gente tiene miedo de asistir”, dice.

Expone que, si bien los gimnasios se han visto pésimamente afectados, resalta que hubo un aumento importante de personas interesadas en ejercitarse, por lo que creció la demanda de entrenar a domicilio.

Como entrenador, alienta a las personas a  volver a los gimnasios, ya que los establecimientos fueron reacondicionados para cumplir con todas las normas sanitarias y así poder garantizar un entrenamiento seguro.