Condenan a más de tres décadas de cárcel a uno de los secuestradores de Cecilia

Óscar Luis Benítez, fue declarado culpable de encabeza la banda de secuestradores de Cecilia Cubas (2004), por lo que recibió una condena de 34 años de pena privativa de libertad.

El Tribunal de Sentencia lo declaró culpable por los crímenes de secuestro y homicidio doloso, por lo que le aplicaron una condena de 24 años de cárcel más otros 10 años como medida de seguridad.

De acuerdo a la Fiscalía, Benítez formaba parte del brazo armado del extinto Partido Patria Libre. Fue detenido en Brasil en noviembre de 2017, luego de escapar de la justicia durante 12 años. Su extradición se concertó en 2019.

Durante el juicio, Benítez se declaró culpable del secuestro que derivó en la muerte de la joven y hasta pidió perdón a la familia, lo que en principio se temió que sea utilizado como atenuante de la pena por parte de su defensa.

El secuestro de Cecilia Cubas Gusinky (31), hija del expresidente Raúl Cubas y la exsenadora Mirta Gusinky, se produjo en la tarde del 21 de setiembre de 2004, cuando sus captores la interceptaron en momentos en que se trasladaba a su residencia en el barrio Laguna Grande de San Lorenzo.

Mes y medio después, la familia pagó a los secuestradores 300.000 dólares para que la dejen libre, pero no hubo una respuesta por parte de la banda y empezó a temerse lo peor. Las pruebas de vida, fotografías y videos, que ofrecieron los secuestradores fueron verdaderamente perturbadoras.

Finalmente, el 16 de febrero del 2005 fue encontrado el cuerpo sin vida de Cecilia, enterrado en una casa del barrio Mbocayaty de Ñemby, donde pasó sus últimos días como secuestrada.

De acuerdo al informe forense, la causa de muerte de Cecilia fue asfixia. La joven fue enterrada aún con vida, de acuerdo a las evidencias.