Sudáfrica analiza permitir que las mujeres tengan varios maridos

Esta unión civil no sólo estará permitida en todo el país, sino que abrirá la conversación en torno al poliamor en el continente entero. Aunque todavía no se ha implementado, ya generó roces y controversias ácidas entre los grupos más conservadores sudafricanos.

El gobierno de Sudáfrica está estudiando la posibilidad de permitir a las mujeres tener varios maridos, propuesta que ha provocado un gran revuelo entre los conservadores del país.

La propuesta de permitir la poliandria se incluyó en un green paper (un documento gubernamental que cualquier persona interesada puede estudiar y sobre el que puede hacer sugerencias, especialmente antes de que se modifique una legislación o se cree una nueva) del Departamento de Asuntos Internos de Sudáfrica, cuya intención es hacer el matrimonio más inclusivo.

La opción es una de varias en un amplio documento, pero ha provocado un intenso debate en Sudáfrica.

La poligamia, en la que los hombres se casan con varias esposas, es legal en el país.

«Sudáfrica heredó un régimen matrimonial basado en las tradiciones cristianas calvinistas y occidentales», señala el documento, y añade que las actuales leyes matrimoniales «no están informadas por una política global que se base en los valores constitucionales y en la comprensión de la dinámica de la sociedad moderna».

El documento señala que la ley actual permite el matrimonio de menores y no contempla a las parejas que cambian de sexo y quieren seguir casadas sin pasar por el divorcio, entre otros defectos.

Como parte del impulso para reforzar la política matrimonial, el departamento consultó a los líderes tradicionales, así como a activistas de derechos humanos y otros grupos, sobre las cuestiones clave.

Activistas a favor

Los activistas de derechos humanos «afirmaron que la igualdad exige que la poliandria sea reconocida legalmente como una forma de matrimonio».

Los funcionarios constataron que la gente tenía opiniones muy diferentes sobre el matrimonio, pero una de las propuestas presentadas es la de elaborar un esquema matrimonial «neutral en cuanto al género».

«Sudáfrica podría acabar con la categorización de los matrimonios en función de la raza, la orientación sexual, la religión y la cultura», señala la sugerencia.

«Eso significa que Sudáfrica (podría) adoptar un sistema dual de matrimonios monógamos o polígamos».

Debido al elemento de neutralidad de género, esta opción se aplicaría tanto a las mujeres como a los hombres si se convierte en ley y, por tanto, permitiría la poliandria.

La idea de que la poliandria no es auténticamente africana también prevalecía entre los líderes religiosos, según el Departamento de Asuntos Internos.

El documento señalaba que, durante las conversaciones con los líderes tradicionales, se puso de manifiesto que creían que «solo a los hombres se les permite tener múltiples cónyuges».

El documento añade: «En consecuencia, los líderes tradicionales consideran que la poliandria es una práctica inaceptable porque no es de origen africano».

El reverendo Kenneth Meshoe, líder del Partido Demócrata Cristiano Africano, también se ha opuesto a la propuesta. En una entrevista concedida a la emisora sudafricana eNCA, Meshoe dijo que, si bien la poligamia era «una práctica aceptada», la poliandria no lo era.

Más adelante en el documento, los funcionarios dijeron que «aunque algunos interesados creían en la práctica de la poligamia, también había quienes se oponían a ella. Esto se aplica igualmente a la práctica de la poliandria. Irónicamente, las partes interesadas que creían en la práctica de la poligamia se oponían a la práctica de la poliandria».

En algunos casos, el arreglo se promueve para terminar con la infertilidad en los varones. Las parejas que quieren tener hijos y no pueden, buscan un tercero que quiera unirse a la familia para procrear.

Charlene May, defensora del Women’s Legal Center, un bufete de abogados que lucha por los derechos de las mujeres considera que el Estado ya no puede hacerse de la vista gorda. “No podemos rechazar la reforma legal porque desafía ciertos puntos de vista patriarcales en nuestra sociedad“, denuncia la experta.

El gobierno de Sudáfrica está realizando una consulta sobre el documento hasta el 30 de junio, e invita a hacer comentarios sobre todas las propuestas.

 

Fuente: CNN, BBC.