El código original de la World Wide Web a la venta

El creador de la triple “w” subastará el código original de su invento como un NFT, una tecnología que permite vender los derechos de obras digitales a través de Internet.

El creador de la World Wide Web (WWW), Sir Tim Berners-Lee, se apunta a los NFTs (token no fungible). Próximamente subastará el código original de este proyecto que hoy es pilar visible  de internet, y lo hará en un formato que simplemente permite a alguien tener una copia digital autografiada por Berners-Lee.

En 1989, Berners-Lee creó este invento que cambió para siempre la manera de navegar en Internet y es 32 años después que sus decisiones siguen teniendo un impacto global. Y es que, quien adquiera esta pieza informática como NFT, será dueño de los archivos originales, de una visualización animada del código, de una carta del autor donde explica el porqué de su creación y de un póster del código completo.

La subasta comenzará el próximo 23 de junio con un precio de salida de 1.000 dólares y se mantendrá activa hasta que termine el mes. El dinero recaudado se aprovechará para distintas iniciativas benéficas que tanto Tim Berners-Lee como su mujer Rosemary apoyan.

“Hace tres décadas creé algo que, con la ayuda posterior de un gran número de colaboradores de todo el mundo, fue una poderosa herramienta para la humanidad. Los NFT, ya sean obras de arte o un activo digital como este, son las últimas creaciones lúdicas en este ámbito, y el medio de propiedad más adecuado que existe. Son la forma ideal de empaquetar los orígenes detrás de la web”, declaró Berners-Lee.

El non-fungible token (NFT), o token no fungible, es todo objeto virtual, ya sea dibujo, animación, pieza musical, foto o extracto de video, al que se le asocia un certificado de autenticidad. Este documento está incluido en un inventario llamado “blockchain”, el cual lo hace inviolable. Es decir, todos estos objetos virtuales – que en realidad son archivos de computadora – se pueden intercambiar o revender con este certificado.