La NASA volverá a Venus con dos misiones antes de 2030

Una misión se centraría en la atmósfera venusina, mientras que la otra cartografiará la superficie del planeta.

La agencia espacial estadounidense ha seleccionado dos nuevas misiones para visitar Venus. Solo dos misiones de la NASA han visitado el planeta: Pioneer en 1978 y Magellan a principios de los años 90. 

DAVINCI+ y VERITAS son las dos misiones seleccionadas dentro del programa Discovery de la NASA, tal y como explica la agencia en un comunicado de prensa. Fueron elegidas «en función de su potencial valor científico y la viabilidad de sus planes de desarrollo. Los equipos de los proyectos trabajarán ahora para finalizar sus requisitos, diseños y planes de desarrollo», añaden. Este programa busca «comprender cómo Venus se convirtió en un mundo infernal» y si puede haber sido «el primer mundo habitable del sistema solar, con un océano y un clima similar al de la Tierra», señala la agencia espacial.

El presupuesto para cada una de las misiones ronda los 500 millones de dólares y podrían lanzarse entre 2028 y 2030, si todo marcha según lo previsto por la NASA. Hay que tener siempre en cuenta que se pueden tener retrasos debido a la complejidad de las misiones. Según se acerque el momento, sabremos más de la misión.

La misión DAVINCI+ (Deep Atmosphere Venus Investigation of Noble gases, Chemistry, and Imaging) se encargará de hacer mediciones de la atmósfera. Con esos datos podremos saber cómo se formó y cómo ha evolucionado, además podremos determinar si hubo alguna vez un océano en Venus. «La misión consiste en una esfera de descenso que se sumergirá a través de la espesa atmósfera del planeta, realizando mediciones precisas de los gases nobles y otros elementos para entender por qué la atmósfera de Venus es un invernadero desbocado en comparación con la de la Tierra», explica la NASA.

Esta imagen es una combinación de datos de la nave espacial Magellan de la NASA y el Pioneer Venus Orbiter. Créditos: NASA / JPL-Caltech.

Por su parte, VERITAS (Venus Emissivity, Radio Science, InSAR, Topography, and Spectroscopy) cartografiará la superficie de Venus para determinar la historia geológica del planeta y entender por qué se desarrolló de forma tan diferente a la Tierra a pesar de ser muy similares. Esta misión va a cartografiar la superficie para crear reconstrucciones en 3D de la topografía y confirmar si procesos como la tectónica de placas y el vulcanismo siguen activos en Venus.

«Es sorprendente lo poco que sabemos sobre Venus, pero los resultados combinados de estas misiones nos informarán sobre el planeta, desde las nubes de su cielo hasta su núcleo, pasando por los volcanes de su superficie», explica en el comunicado Tom Wagner, científico del Programa Discovery de la NASA. «Será como si hubiéramos redescubierto el planeta»

Ambas misiones forman parte del programa Discovery de la NASA, que tiene como objetivo acercar a los investigadores la oportunidad de desarrollar misiones planetarias que profundicen sobre los misterios del sistema solar. .