El Chelsea FC levanta la ‘Champions’ al derrotar al Manchester City

Se trata de la segunda ‘Champions’ para los “Blues”, luego de también haber sorprendido al Bayern en la final de 2012.

El conjunto londinense consiguió su segunda ‘orejona’ tras vencer al City en una final con equipos ingleses muy disputada en la que sólo bastó un gol del mediocampista alemán Kai Havertz para definir el resultado. El Manchester City de Pep Guardiola se estrenaba en una final de esta competición tras haber ganado la Premier League, pero no pudo desplegar su juego habitual.

Havertz es una de las mayores promesas del Chelsea y a sus 21 años se convirtió en el autor del único gol del partido y ya cuenta con su primera Champions League en su palmarés personal.

El Manchester City comandado por Pep Guardiola llegaba a esta final disputada en Porto como campeón de la Premier League inglesa tras una brillante campaña y con el objetivo de alzar el primer gran título europeo en las vitrinas de este equipo de la ciudad inglesa de Manchester, que históricamente no era uno de los habituales en las grandes finales, pero que en los últimos años ha ido elevando sus objetivos futbolísticos.

El City no consiguió desenvolver con total soltura su juego habitual, en el que abundan las posesiones largas del balón y la velocidad en los pases. Durante todo el encuentro se estampó con una férrea defensa y un enmarañado medio del campo planteado por el Chelsea que frustró en varias ocasiones los acercamientos del conjunto de Manchester.

La vuelta al fútbol con espectadores

En la final también fue noticia la vuelta de un número significativo de espectadores a una gran final en Europa. Los estadios del viejo continente llevan en silencio casi año y medio a causa de la pandemia. Un tiempo en el que se han vivido partidos sin la emoción y tensión que caracterizan los encuentros con público.

Para esta edición 16.500 personas pudieron ver la final en un estadio con capacidad para 50.000 personas. Un avance que hizo que miles de británico pudieran ver a su equipo por primera vez en meses gracias a los avances en el proceso de vacunación y a la remisión de la pandemia en el continente. A pesar de esto, las distancias de seguridad y las normas de bioseguridad se intentaron mantener en lo máximo posible.

 

Con información de EFE y Reuters.