Floreciendo en Ñai’û, Día del Ceramista

En el largo andar que conlleva el rescate y la revalorización de la artesanía paraguaya, hoy celebramos el día del Ceramista, con una mirada inclusiva, pues en la convergencia de un sinfín de creaciones unidas a la cerámica, es que nace lo extraordinario.

Con los primeros rayos del sol los artesanos van hasta el “Ñai’ûgua” donde la misma naturaleza genera la materia prima en los esteros, el “Ñai’û“ que luego los maestros y maestras artesanas con creatividad y sabiduría ancestral transforman en piezas únicas moldeadas con la imaginación y las manos en los “Aty ka’aru” (reunión de ceramistas en las tardes) donde al terminar cada pieza, realizan los detalles finales con elementos naturales como ramas de arbustos y hojas de mandarina, para luego ser llevadas al “Tatarendy” (La cocción) a unos 800 grados durante 8 horas en un “Tatakua” que se cierra con ladrillos pegados con un engobe de técnica empírica hecho a base de “Yvy pytã”, agua y “Ñai’û”.

En Acacias Flores, una florería con énfasis artesanal, se combina el arte cerámico iteño con creaciones florales, imprimiendo así el sello de originalidad y el compromiso social promoviendo la artesanía nacional.

Mónica Mareco Casey, desde Concepción nos muestra algunos trabajos creados en la convergencia de la cerámica y las flores.

Para más información y contacto está disponible el número telefónico 0981 130706. En las redes la florería se encuentra como @acacias_florespy.

Agradecimientos a CAPICI Centro Artesanal de Itá, para contactos: 0986 691115.