Netflix apunta a expandir su negocio en la industria de los videojuegos

Distintos reportes aseguran que el gigante del streaming de video está planificando un fuerte desembarco en la industria más rentable del entretenimiento.

De acuerdo a un artículo del sitio The Information, Netflix se está asesorando con “varios ejecutivos veteranos de la industria” para redoblar los esfuerzos y poder así expandirse. Según este mismo reporte, Netflix estaría considerando un modelo similar al de Apple Arcade: una suerte de “pack” de juegos a los que se puede acceder abonando un arancel mensual. Considerando el historial que tiene Netflix con un medio como el de los videojuegos, será interesante ver cómo construyen ese supuesto catálogo incluyendo producciones propias.

A raíz de este reporte, el sitio Polygon se contactó con Netflix y aunque el reporte no se confirmó en su totalidad, el representante sí ratificó que la compañía busca expandirse en este sentido: “Nuestros miembros valoran la variedad y cantidad de nuestro contenido. Esta es la razón por la que hemos expandido nuestra oferta, desde series a documentales, películas y contenidos regionales en idiomas localizados, además de programas de reality TV. También disfrutan de poder conectar de una forma más directa con las historias que adoran -a través de shows interactivos como Bandersnatch y You v. Wild, o juegos basados en Stranger Things, To All The Boys o La Casa de Papel. Estamos muy entusiasmados en hacer más con el entretenimiento interactivo”.

Tal como lo comenta el vocero de la compañía, Black Mirror: Bandersnatch se trató de una experiencia interactiva. Una película en la que los espectadores podían efectuar decisiones que alteraban la trama, la cual podía concluir de cinco maneras distintas, con una duración de entre 45 y 120 minutos según cómo el espectador toma sus decisiones. Una suerte de “Elige tu Propia Aventura” televisivo. Esta fue una de las bases en las que se apoyó el popular episodio interactivo de Unbreakable Kimmy Schimdt. Independientemente de esto, es de público conocimiento que Netflix además está detrás de la producción de varios contenidos inspirados en videojuegos.

Además de distintas series documentales, Netflix está creando series basadas en DOTA, Castlevania, Resident Evil, The Witcher, así como también futuros shows basados en League of Legends, Sonic y Magic: The Gathering. Específicamente relacionado al desarrollo de videojuegos, Netflix tiene mucha experiencia. El juego más recordado fue el que se basó en Stranger Things y que se publicó para empujar el lanzamiento de la tercera temporada de la serie. Se lo conoció como “Stranger Things 3: The Game”, un título comisionado al desarrollador BonusXP que apoyándose en la faceta “retro” de la serie, evoca a la acción de clásicos de los 16 bits como Zombies Ate My Neighbors.

Dicho juego fue planteado como una experiencia para teléfonos celulares, pero luego llegó a las principales consolas del mercado: PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch y PC. Otros juegos producidos por Netflix son Netflix Infinite Runner -que presenta personajes de las distintas series originales de la marca- y otro basado exclusivamente en la serie Narcos conocido como Narcos: Rise of the Cartel, publicado por Curve Digital y desarrollado por Kuju Games. Se trata de un título de estrategia por turnos que explora el funcionamiento tanto del cartel formado por Pablo Escobar como también el de los agentes de la DEA que buscan atraparlo. Por esto es que se focaliza exclusivamente en la primera temporada de la serie.

Sin ir más lejos, el CEO de la compañía declaró que, aunque la competencia por ganar la atención de los espectadores es cada vez más reñida ante el surgimiento de tantos servicios de prestaciones similares, Netflix ve en Fortnite su verdadera competencia. No es algo para nada desacertado: el tanque de Epic Games ha trascendido barreras culturales y generacionales. Se convirtió en un punto de convergencia donde además de jugar, se han celebrado distintos recitales en vivo, se han estrenado tráilers de películas populares y mucho más: es uno de los fenómenos culturales más resonantes de la actualidad.