«Esto es terrible e inaceptable»: Papa Francisco alerta sobre escalada de violencia en Medio Oriente

«En estos días, los violentos enfrentamientos armados entre la Franja de Gaza e Israel han tomado el relevo y corren el riesgo de degenerar en una espiral de muerte y destrucción», dijo Francisco tras su oración Regina Caeli.

“Numerosas personas han resultado heridas y muchos inocentes han muerto. Entre ellos hay niños, y esto es terrible e inaceptable”, lamentó el sumo pontífice.

En su mensaje, hizo un llamado a la calma “y, a quienes tienen la responsabilidad de hacerlo, a detener el estruendo de las armas y a recorrer los caminos de la paz, también con la ayuda de la Comunidad Internacional”.

El conflicto se agravó el 10 de mayo tras vencer el ultimátum del movimiento radical Hamas que exigía a Israel la retirada de militares y policías desde la Explanada de las Mezquitas y el barrio de Sheij Jarraj, escenas de violentas protestas por la celebración del Día de Jerusalén (fiesta con que los israelíes conmemoran la reunificación de la ciudad bajo su control durante la Guerra de los Seis días, en 1967) y los planes de desahucio en relación con cuatro familias palestinas residentes en los territorios reclamados por los judíos.

Buena parte de los casi 2.900 proyectiles disparados hasta el 16 de mayo fueron interceptados por el sistema antiaéreo Cúpula de Hierro, y unos 450 aterrizaron en la Franja de Gaza, sin cruzar la frontera.

Sin embargo, algunos impactaron en el territorio israelí y provocaron la muerte de 10 personas e hiriendo gravemente a unas 50.

Los bombardeos de represalia realizados por la aviación y la artillería israelíes, según el Ministerio de Salud de Palestina recogido por la agencia de noticias Sputnik, causaron hasta ahora al menos 181 muertos, entre ellos 52 niños, y más de 1.200 heridos.