Día de las Madres: Cuidar a quien nos cuidó con el mayor amor 

En el día de las madres, fecha en la cual conmemoramos a las personas que nos brindan todo su amor y entrega, devolvamos ese gesto genuino y altruista a través del cuidado de su salud.

Ser madre, más que un desafío es una oportunidad, es una bendición, una responsabilidad. 

Los chequeos generales y estudios ginecológicos son fundamentales para que sigan gozando de una vida plena y feliz.

El Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social insta a que las mujeres madres acudan a los servicios de salud más próximos para llevar a cabo los estudios de mamografía, PAP, y chequeos generales para prevenir cualquier tipo de enfermedad.

El Papanicolau se realiza en todos los servicios de salud del país, desde las Unidades de Salud de la Familia hasta los hospitales especializados. Este examen es gratuito en los establecimientos sanitarios dependientes de la cartera sanitaria.

Con este estudio, es posible diagnosticar de manera precoz, un cáncer que puede ser curable. Es necesario efectuar el PAP una vez al año, aunque no se tenga molestias ginecológicas. En caso de detectarse anomalías, el profesional de salud determinará la periodicidad del estudio.

En cuanto a la consulta sobre la salud de las mamas, no siempre resulta en un diagnóstico de cáncer. Para toda mujer, consultar al menos una vez por año para hacerse una mamografía es tan importante como mantener su propia rutina de autoexamen de los pechos.

Para detectar el cáncer de mama, es importante que la mujer conozca lo que es normal en sus mamas y estar atenta ante eventuales alteraciones. A través de una simple inspección manual periódica.  Si se nota un bulto, acompañado o no de dolor, la piel de la mama enrojecida o parecida a una cáscara de naranja, es necesario buscar atención médica inmediata.

La autoexploración debe realizarse una vez al mes, a una semana del inicio de la menstruación. Las mujeres que están en la menopausia deben asociarla a un día del mes. Las mujeres de 40 años en adelante, deben hacerse la mamografía. 

Este estudio está indicado para esa población, así como a aquellas mujeres que cuentan con antecedentes familiares de la enfermedad, que deben controlarse desde edades más tempranas. Un resultado mamográfico puede descartar la posibilidad de un cáncer de mamas o puede revelar indicios de su existencia. 

¡La salud de nuestras madres es primordial, por ese motivo, brindemos lo necesario para que lleven una vida con calidad y calidez!