La lucha contra las falsificaciones costó 700 millones de dólares a Amazon en 2020

Amazon detectó seis millones de cuentas que pretendían comercializar productos falsificados en su plataforma el año pasado. Además, incautaron dos millones de imitaciones que fueron destruídas.

Amazon busca que su tienda sea lo más confiable y segura posible, y para ello toman muchas medidas que ayuden a proteger a los usuarios. Por ejemplo, en 2020 bloquearon más de 10,000 millones de publicaciones sospechosas de ser productos falsos.

El número se extrae de un informe llamado Brand Protection Report, en el que se explican las acciones llevadas a cabo por la compañía para combatir los problemas a los que se enfrentan desde el punto de vista de la tienda digital. Según Amazon, con la pandemia aumentó el número de intentos de fraude, algo que puede estar relacionado con la mayor cantidad de compras digitales que se han hecho desde que las tiendas físicas se vieron obligadas a cerrar.

Entre otros números, la compañía estadounidense revela que dos millones de productos falsificados llegaron a sus centros de distribución y que, al ser detectados, fueron destruídos para evitar que se vendieran en otras tiendas. Y en cuanto a productos entregados a los usuarios, solo el 0.01 por ciento de ellos recibió una queja de falsificación.

Según la empresa, hasta ahora han invertido $700 millones de dólares para combatir la falsificación y los fraudes de la tienda, trabajo que se hace con una combinación de sus propios empleados más algoritmos de inteligencia artificial.

El objetivo de Amazon es proteger a sus usuarios, pero también protegerse a sí mismos ante cualquier demanda debido a productos problemáticos.

El informe publicado en su blog oficial es “el primer reporte en el que mostramos una visión holística de los esfuerzos que estamos haciendo para combatir la falsificación”.