Comité Olímpico Internacional asegura que los Juegos Olímpicos no se cancelan

El Comité Olímpico Internacional reafirmó que los Juegos Olímpicos se llevarán a cabo este año en Japón, al mismo tiempo que respaldó las medidas del país para combatir el covid-19.

Con menos de tres meses para que comiencen los Juegos el 23 de julio, Japón está luchando contra un aumento en las infecciones por coronavirus y el COI confía en que los Juegos de Tokio serán un evento «histórico», a pesar de la amplia oposición pública.

«Ahora estamos en una fase de implementación con 78 días para el final y totalmente concentrados en la entrega de los Juegos. Cuando se celebren los Juegos y los japoneses sean los orgullosos anfitriones de un evento que será un momento histórico, creo que estoy muy seguro de que veremos una opinión pública muy a favor de los Juegos», dijo el portavoz del COI, Mark Adams.

Japón extendió el estado de emergencia en Tokio y otras tres áreas hasta finales de mayo, lo que obligó al presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, a posponer una visita a Japón hace poco.

El COI — cuyo presupuesto está formado en un 73% por la venta de los derechos de transmisión — señaló que sus fondos podrían estancarse si se suspenden.

Japón ha invertido ya al menos 15.000 millones de dólares en el evento, aunque las auditorías gubernamentales sugieren que la cifra real podría ser de hasta el doble. Todo, a excepción de 6.700 millones de dólares, que son fondos públicos.

Según varias encuestas, la mayoría de los japoneses quiere que los Juegos Olímpicos se cancelen o sean de nuevo pospuestos.

Una de ellas realizada en la primera semana de mayo por el diario Yomiuri Shimbun mostró que el 60% de los encuestados deseaba que se cancelaran los Juegos, frente al 40% que dijo que deberían celebrarse. El «aplazamiento» no se ofreció como una opción.

Otra encuesta realizada por TBS News encontró que el 65% quería que los Juegos fueran cancelados o pospuestos nuevamente. En tanto, una campaña organizada de forma virtual ha sido firmada por más de 300.000 personas para cancelar los Juegos.

Con información de CNN.