Carlos Portillo es expulsado de la Cámara de Diputados

Con 60 votos a favor, la Cámara de Diputados le despojó de sus fueros al liberal Carlos Portillo (Alto Paraná), tras verse envuelto en un nuevo escándalo de tráfico de influencias. En todo momento, el legislador negó su participación en los hechos.  

Este fue el resultado de la votación: 60 votos por la pérdida de investidura, 1 en contra (del propio Portillo), 4 en blanco, 15 ausentes; de esta manera la Cámara Baja expulsó al controvertido Carlos Portillo, quien recientemente fue señalado de haber ejercido influencias para asegurar nombramientos en Diputados, lo que fue conocido tras la divulgación de audios comprometedores.

“Me he negado a renunciar porque mi honra y mi honor están en juego”, dijo Portillo al iniciar su descargo ante sus colegas y aseguró que no podía ser juzgado ya que las grabaciones fueron obtenidas de forma ilegal.

“Estos audios no solo son mentiras, sino son inválidas para probar algo”, exclamó Portillo durante la sesión extra donde se trataba su caso.

Sostuvo que, si le atribuyen algún hecho con esos audios, no existen documentos que prueben que haya existido el tráfico de influencias que se muestran la orden judicial, con la que obtuvieron los mismos.

“Pueden echarme una y mil veces, pero el pueblo me volverá a elegir y por qué no, a la de Senadores porque soy un hombre trabajador”, dijo al finalizar su defensa.

Su correligionaria, Celeste Amarilla, reconoció que “fue complicado tenerlo en el Congreso” a Portillo y lo invitó a renunciar debido a sus múltiples antecedentes “para no salpicar al resto de los legisladores”.