Productos a base de cannabis medicinal hechos en Paraguay pronto estarán listos

El coordinador Nacional del Programa de Investigación del Uso del Cannabis Medicinal del Ministerio de Salud, Dr. César Cristaldo, expresó que ya hay laboratorios nacionales que se preparan para presentar próximamente productos farmacéuticos a base del cannabis.

Expuso que las empresas se encuentran actualmente en la etapa final para concretar la comercialización del producto, lo que beneficiará tratamientos terapéuticos de patologías como es el caso específico de la epilepsia refractaria.

“Hay dos laboratorios en etapa de presentación final de sus productos, cualquier producción final lleva toda la documentación, para hacer la prueba del primer lote, en Dinavisa para ajustar los detalles, corregir y devolver el trabajo, para decir que este medicamento es seguro y se puede comercializar que es el objetivo final de los laboratorios”, detalló.

Desde que en Paraguay se aprobó la Ley N° 6007/2017 “Que crea el programa nacional para el estudio y la investigación médica y científica del cannabis y sus derivados”, en diciembre de 2017, y con la reglamentación de la normativa en el 2018, se establece que la Dirección Nacional de Vigilancia Sanitaria dependiente de la cartera sanitaria es la que lleva la aprobación de las licencias para las farmacéuticas o laboratorios.

La normativa establece los requisitos para las siembras, cómo debe ser la infraestructura de los laboratorios. Se trabaja con la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) ya que el cannabis se encuentra en el listado 1 internacional como sustancia considerada de orden delictivo. También con la Senave se trabaja para la importación de las semillas.

“Una vez cumplido estos pasos, entramos nosotros para el registro de esos productos de las empresas licenciatarias. Tenemos ya iniciado los trámites de varios licenciatarios, que deben ir ajustándose a cuestiones de rigor”, afirmó Cristaldo.

El profesional explicó que el programa lo que hace es crear una base o registro de pacientes quienes serán los beneficiarios gratuitos de los productos originados desde el cannabis, en patologías que estén comprobados que sus efectos sean terapéuticos.

“La epilepsia refractaria es un caso que no responde a un tratamiento habitual y se ha comprobado que el cannabis, por el cvd que posee, logra un efecto positivo sobre esos pacientes”, complementó.