La APF afirma que el contrato de televisación del fútbol «corre potencial riesgo»

Los clubes y la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF) rechazaron la acción emprendida por dos empresas competidoras a Tigo. La Conacom impuso una multa de 6 millones de dólares a la empresa.

Las firmas Claro y Tuves (Personal), denunciaron por abuso de posición dominante por parte de Tigo, ya que cuenta con la exclusividad de los derechos del fútbol local.

Ante esta situación, los clubes se reunieron con los responsables de la APF sentaron posturas de manera uniforme.

“Estamos en un momento crítico y clave para la supervivencia del fútbol paraguayo”, comenzó diciendo el presidente del ente rector del fútbol paraguayo Robert Harrison.

“El contrato de Tigo por los derechos de transmisión televisiva de nuestros torneos, está siendo atacado jurídicamente a través de la Conacom, que es la Comisión Nacional de la Competencia, por otras empresas que pretenden acceder al contenido de nuestros derechos poniendo en riesgo el vigente contrato con esta empresa, esto puede acarrear innumerables inconvenientes en el fútbol paraguayo desde la caída del contrato hasta que, inclusive tengamos inconvenientes con los clubes, la asociación y todas las divisionales”, afirmó seguidamente.

Citó que el contrato con Tigo hasta el 2023 es de cerca de USD 55 millones, lo que le permite a los clubes tener previsibilidad sobre los presupuestos de los clubes.

Afirmó también que la APF “es una entidad privada”. “No podemos ser objeto que nosotros tengamos que comercializar nuestros derechos de la manera como están queriendo que comercialicemos, nosotros tenemos que sacar el mejor de los provechos, el mayor y el mejor de los provechos”, dejó en claro de acuerdo a la posición del ente.

Una dirección de la Conacom decidió que Tigo debería de pagar la importante multa de 6 millones de dólares por no ceder los derechos.