El primer vuelo privado a la Estación Espacial Internacional se realizará en enero de 2022

Cuatro personas serán enviadas al espacio a principios del próximo año a través del cohete de la empresa privada SpaceX. Se trata de un proyecto que busca construir la primera estación espacial comercial.

El entrenamiento de la tripulación que conformará la primera misión íntegramente privada a la Estación Espacial Internacional (ISS) está por comenzar, anunció el lunes (10.05.2021) la empresa Axiom Space en una rueda de prensa conjunta con la NASA.

Cuatro personas serán lanzadas a fines de enero a bordo de un cohete alquilado a otra empresa espacial, SpaceX, para una misión llamada Ax-1 que durará un total de 10 días, «siete u ocho» de los cuales en órbita, detalló Michael Suffredini, jefe de Axiom Space.

La tripulación está compuesta por el inversor canadiense Mark Pathy, el inversor Larry Connor y el ex piloto israelí Eytan Stibbe. Al frente de la tripulación como comandante de la misión se encuentra el ex astronauta de la NASA y vicepresidente de Axiom Space, Michael López-Alegría, unico astronauta experimentado.

«Comenzaremos lo que yo llamaría un entrenamiento serio la próxima semana», que incluye pruebas en una centrífuga que simula aceleraciones, explicó Michael López-Alegria. Los cuatro, que sólo se han visto «un puñado de veces» hasta ahora debido a la pandemia, irán juntos a «acampar» en Alaska en julio.

Los motivos detrás de la misión espacial

Axiom Space ve esta misión como un «primer paso» hacia su proyecto de construir la primera estación espacial comercial, que inicialmente estará unida a la ISS. La NASA, por su parte, ya había anunciado en 2019 que daría la bienvenida a los turistas a la ISS, respecto de la que busca reducir compromisos para centrarse en la exploración lejana.

Consultado sobre el costo de la misión Ax-1, el director de Axiom Space optó por no ofrecer detalles: «Se ha informado ampliamente, se trata de cifras de decenas de millones, sobre las que no comentaré».

Una vía se abrió gracias a SpaceX, que, con sus cohetes, devolvió a Estados Unidos la posibilidad de enviar humanos al espacio desde su territorio.

«Este es verdaderamente el renacimiento de los vuelos espaciales tripulados estadounidenses», dijo Phil McAlister, director de desarrollo de vuelos comerciales de la NASA.