Expertos aseguran que cerca del 80% de pacientes Covid presenta alteración del olfato

Uno de los principales síntomas del Sars-Cov-2 es la pérdida del olfato y si bien no se presenta en la totalidad de los casos, expertos afirman que afecta a al menos el 80% de los infectados. Existe un tratamiento para acelerar la recuperación.

La Dra. Adelaida Bock, especialista en Sentidos Químicos, asegura que “en el caso de la COVID-19, se presenta generalmente dentro de los primeros días de la enfermedad, pudiendo ser el primero e incluso el único síntoma de la COVID-19. Es importante aclarar que la pérdida de olfato causada por el SARS-CoV- 2 (y por otros virus respiratorios) es súbita, a tal punto que uno puede percibir aromas a la mañana y en horas dejar de percibir de golpe”

La especialista mencionó que se cree que la pérdida de olfato se debe a que el virus SARS-CoV-2 se une al receptor ACE2 presente en varias células del cuerpo. En el caso del olfato, en las células basales del epitelio olfatorio.

“El epitelio olfatorio es un grupo de células (neuronas) especializadas en percibir los aromas y se encuentran en el ‘techo’ de la nariz. Estas neuronas se van renovando aproximadamente cada 2 a 3 meses a lo largo de la vida, gracias a las células basales, que son células ‘madre’, que luego de dividirse se ‘maduran’ o especializan a neuronas olfatorias. Estas células madre son las afectadas por la infección viral, lo cual produce una inflamación y daño a nivel del epitelio que altera su funcionamiento y produce la pérdida del olfato”, explica.

La inflamación puede ser transitoria y los pacientes recuperan el olfato en días o semanas, o en otros casos, puede producir un daño mayor, con lo cual el paciente presenta una alteración de meses.

VOLVER A ENTRENAR AL OLFATORIO

El tratamiento consiste principalmente en re-entrenar las neuronas olfatorias, con la técnica que se llama «entrenamiento olfatorio», desarrollado en el 2009 por el Dr. Thomas Hummel (et al.), de la Univ. Carl Gustav Carus, Dresden, Alemania.

«Consiste en estimular las neuronas olfatorias con aceites esenciales que abarcan las familias olfatorias (básicamente un aroma cítrico, un floral, uno picante y uno resinoso) por lo menos dos veces al día durante mínimo 3 meses. La frecuencia y duración del entrenamiento olfatorio se indican según el caso del paciente, y puede ir acompañado de otras medicaciones, algunas vía oral o intranasal», explicó la Dra. Bock.

Las investigaciones hablan que alrededor de un 60% (incluso 80%) de los pacientes con COVID-19 tienen algún grado de alteración del olfato.