WhatsApp no eliminará las cuentas de quienes no acepten la nueva política de privacidad

El 15 de mayo era la fecha tope para aceptar las actualizaciones, pero ahora la compañía extendió el plazo y le dará más tiempo a los usuarios para prestar su consentimiento.

WhatsApp ha comunicado esta semana que pospone sus planes de bloquear a los usuarios que no acepten su nueva política de privacidad antes del 15 de mayo, fecha en que entrará en vigor.  La red social, propiedad de Facebook, detalló que no borrará las cuentas de las personas que no aceptaron las condiciones de uso y tampoco les reducirá la próxima semana las funciones de la aplicación.

«Para aquellos que aún no han tenido oportunidad de aceptar la actualización, sus cuentas no serán eliminadas ni perderán funcionalidad el 15 de mayo. Continuaremos ofreciendo recordatorios para estos usuarios dentro de WhatsApp en las próximas semanas», explicaron desde la compañía.

En el comunicado también aclaran que los usuarios seguirán recibiendo avisos respecto de la nueva política que está vinculada con el tratamiento de los datos que recopila WhatsApp, así como a la forma en que los negocios pueden usar los servicios alojados de Facebook para almacenar y administrar sus chats de WhatsApp.

Las nuevas políticas iban a entrar en vigencia en febrero, pero tras la inquietud que se generó en todo el mundo, la plataforma decidió retrasar la fecha y comenzar a implementarla el 15 de mayo. En el transcurso de este tiempo estuvo notificando a los usuarios, con mayor detalle, a través de banners e información en los estados, cuáles son los cambios.

Según reveló la plataforma, los que no admitan la actualización luego de reiterados avisos «encontrarán una funcionalidad limitada en WhatsApp». Aunque las personas afectadas podrán responder a las llamadas, videollamadas o mensajes entrantes, no tendrán el acceso directo a su lista de chats. Y tras unas semanas, estos usuarios tampoco podrán recibir llamadas ni notificaciones entrantes y WhatsApp dejará de enviar mensajes y llamadas a sus teléfonos, subrayan. 

La compañía no reveló exactamente cuándo comenzarán estas restricciones, pero aseguró que no afectarán a todos los usuarios al mismo tiempo. Los usuarios podrán restaurar todos los servicios aceptando la nueva política de privacidad.

Cambios de la nueva política de uso

Los cambios están vinculados a actualizaciones relacionadas con las funciones opcionales para las compañías. En este sentido está la opción de habilitar el servicio de atención al cliente, el cual simplificará el proceso a la hora de chatear con negocios que podrían usar los productos para empresas de Facebook.

Las empresas también podrán utilizar los servicios de alojamiento web de Facebook si así lo desean. Cuando esto ocurra, el usuario verá una notificación en el chat con la compañía para que pueda decidir si quiere seguir conversando o no con esa cuenta.

Al igual que con otros anuncios en Facebook, si se elige hacer clic en ellos, esta información podría utilizarse para personalizar los anuncios que se vean en esa red social. 

Algunas empresas con tiendas en Facebook o Instagram también pueden tener la tienda en su perfil de empresa de WhatsApp. Esto permitirá observar los productos de una empresa en Facebook e Instagram y hacer la compra directamente en WhatsApp.

Qué aspectos no cambian 

La privacidad y seguridad de los mensajes y llamadas personales no cambian, seguirán estando protegidas por cifrado de extremo a extremo. Es decir que ni WhatsApp ni Facebook ni ninguna otra entidad o persona puedan ver esos mensajes privados.

No habrá registros de los contactos a quienes cada persona llama o envía mensajes. Tampoco se podrán ver las ubicaciones que se envíen ni compartir contactos con Facebook.