Rusia autoriza la Sputnik Light, la vacuna anticovid de una sola dosis

Moscú busca dar un nuevo impulso a la campaña de vacunación con esta opción que permite inmunizar a un gran número de personas en tiempos más reducidos. El medicamento, de dosis única, demostró una eficacia del 79,4 % 28 días después de su administración.

En Rusia se ha registrado la vacuna contra el coronavirus Sputnik Light, según informó este 6 de mayo el Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF).

La Sputnik Light consta de uno de los componentes de la Sputnik V: los vectores adenovirales recombinantes basados en el serotipo 26 (componente I, rAd26) y, según se explica en un comunicado de prensa, «ha demostrado su eficacia contra todas las nuevas cepas de coronavirus«.

Las pruebas de laboratorio demostraron además que el preparado provoca el desarrollo de anticuerpos IgG frente al SARS-CoV-2 en el 96,9 % de las personas, 28 días después de inoculado; así como de anticuerpos neutralizantes en el 91,67 % de los pacientes en el mismo periodo.

Por otro lado, la respuesta inmune celular contra la proteína S del SARS-CoV-2 «se desarrolla en el 100 % de los voluntarios en el décimo día». La inmunización con esta vacuna «puede provocar el aumento del nivel de anticuerpos IgG específicos de antígeno en más de 40 veces en el 100 % de los sujetos 10 días después de la inmunización», subraya el informe.

Hasta el momento no se registran eventos adversos graves una vez llevada a cabo la vacunación con este nuevo fármaco. Los vectores adenovirales humanos en los que se basa la Sputnik Light han sido bien estudiados y han demostrado ser seguros y eficaces, sin efectos secundarios, como lo confirman los más de 250 ensayos clínicos a nivel mundial en las últimas dos décadas, aseguran los expertos.

El ministro de Salud de Rusia, Mijaíl Murashko, aseguró hoy que el registro de la vacuna, además de ampliar el arsenal de medicamentos disponibles contra la enfermedad, acelerará la formación de una inmunidad colectiva duradera y sostenible. Su uso podría reducir significativamente el número de casos mortales y aliviar la presión que sufren los sistemas sanitarios de los países afectados por la pandemia.

A comienzos de abril, Alexánder Guíntsburg, director del Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, que desarrolló el fármaco, explicó que esta versión simplificada de la Sputnik V generaría anticuerpos en un periodo más corto y que, a pesar de que su efectividad es menos duradera, permitiría prevenir casos graves de covid-19.

«La Sputnik Light ayudará a prevenir la propagación del coronavirus a través de la inmunización más rápida de grupos de población más grandes, además de respaldar altos niveles de inmunidad en aquellos que ya han sido infectados anteriormente», subraya Guíntsburg.

Sputnik Light no requiere condiciones especiales de almacenamiento (+2+8 grados Celsius) y logística y tiene un precio de menos de 10 dólares. El esquema de administración con una única dosis permite en poco tiempo inmunizar a un gran número de personas y reducir los picos epidemiológicos.

La eficacia de la vacuna Sputnik Light tiene una tasa de eficacia de aproximadamente el 80% supera la de muchas vacunas que requieren dos inyecciones.

El cálculo de la efectividad se realizó sobre la base de datos de rusos que recibieron solo una inyección como parte del programa de vacunación civil masiva y no recibieron una segunda inyección por diversos motivos, entre el 5 de diciembre de 2020 y el 15 de abril de 2021.

Actualmente se están realizando ensayos de fase III en Rusia, Emiratos árabes, Ghana y otros países, en donde participan unos 7.000 voluntarios. Se espera que a fines de este mes se entreguen datos más concretos sobre la vacuna