Del voluntariado a la política para seguir ayudando

Guillermo Fanego Insfrán (46) se lanza a la arena política como precandidato a concejal de Asunción. Respaldado por una importante trayectoria como voluntario, ahora busca extender su capacidad para ayudar a más personas desde la Junta Municipal de Asunción.

“El trabajo voluntario de más de 15 años me ha permitido ver de cerca, tocar con las manos las necesidades de tantos conciudadanos que día a día padecen la exclusión social, la falta de oportunidades y el alejamiento de sus autoridades a sus necesidades concretas”, comenta a Mayoría Fanego.

Actualmente se desempeña como presidente Honorario de la Fundación Banco de Alimentos del Paraguay, y confiesa que su experiencia como voluntario desde esta organización lo ha impulsado a lanzarse a la arena política.

“Nuestra vocación es clara, no podemos permanecer indiferentes ante la carencia alimenticia de nuestros compatriotas más necesitados. Y las estadísticas que abonan lo que decimos son dramáticas. Según datos de la FAO, una de cada nueve personas sufre hambre en el mundo, mientras que, al mismo tiempo, un tercio de la comida es desechada. Y en nuestro país, esta realidad no está ausente”, expone.

Detalla que Paraguay produce alimentos para 80.000 millones de personas – más de ocho veces más el número de nuestra población – sin embargo, cerca de 2.000.000 millones de compatriotas se acuestan cada noche a dormir sin haber tenido una alimentación diaria adecuada. “Esta realidad hoy con el Covid-19 casi seguro aumentaron”, resalta.

De acuerdo a los datos que maneja, en Asunción existen aproximadamente más de 90.000 mil personas en la pobreza hoy con la pandemia en diferentes asentamientos, “y por otro lado, lastimosamente, en el Mercado de Abasto de Asunción de desechan más de 45.000 kilos de frutas y verduras por día”.

“Así, la ironía de esta paradoja, es clara. Producimos los alimentos. La comida esta. Pero mucho no la gozan. ¡La brecha entre los que tienen la gracia de tenerla y los que carecen deviene así inaceptable!”, exclama el precandidato.

Asegura que se ve en el cargo de Concejal de Asunción, más que nada por su deseo de seguir ayudando a los demás “buscando hacer algo diferente, llevando adelante políticas municipales que tengan un gran impacto social, ambiental y de seguridad en la sociedad asuncena”.

Refiere a que su gestión apuntará a “generar un proceso de cambio que busque unir e interactuar las empresas privadas, las sociedades intermedias y el público. Es por ello que nos proponemos como una opción diferente para la concejalía de Asunción, una alternativa que ponga al ciudadano en el centro dándole oportunidades reales de un desarrollo integral, colocando al Municipio al Servicio del bienestar de cada uno”.

A su criterio, el futuro intendente de la Capital tiene que ser una persona joven, dinámica, que salga al encuentro con las personas, porque tendrá “un gran desafío, ya que estamos en un cambio de época, donde las instituciones tienen que comenzar a responder seriamente las necesidades concretas de los ciudadanos y para esto es necesario un intendente que realmente genere un proceso de cambio a favor de las personas”.