El Salvador entra en una nueva crisis política

El Salvador entra en una crisis política por la existencia de dos salas de lo Constitucional en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) después de que el Congreso votara por sustituir a varios magistrados.

La Asamblea Legislativa, que tomo posesión el sábado con amplia mayoría oficialista, votó por destituir a los cinco magistrados propietarios y a sus suplentes, pero la misma sala declaró inconstitucional la medida legislativa, impulsada por el oficialismo y apoyada por el presidente Nayib Bukele.

El Ejecutivo de Bukele y la Asamblea Legislativa reconocen a cinco abogados que fueron votados y juramentados como nuevos magistrados constitucionales, pero la Sala de lo Constitucional señaló en el fallo que estas decisiones atentan contra la forma de gobierno republicano que señala la Carta Magna.

Bukele respondió tajante a los cuestionamientos y críticas internacionales a lo sucedido el sábado en la Asamblea de El Salvador. Fotografía: GETTY IMAGES.

El posible enredo legal que ambas posiciones encontradas tienen, aún no se termina de vislumbrar en el país.

El mandatario salvadoreño dijo el sábado en sus redes sociales a la comunidad internacional que «estamos limpiando la casa» y que «eso no es de su incumbencia».

La tarde de este domingo, sin hacer referencia directa a nadie, envío un «mensaje a los pueblos» de los «líderes políticos» que cuestionan la decisión de la Asamblea Legislativa.

«Jamás los apoyen. Si los llevan al poder irán a negociar con el mismo régimen que ahora los tiene en la miseria. Eso desean», escribió Bukele.

Más de una veintena de organizaciones sociales y gremios empresariales salvadoreños denunciaron la «usurpación» de la Sala de lo Constitucional y desconocieron a los abogados electos por la Asamblea Legislativa para ocupar los cargos de magistrados.

Los nuevos miembros del partido Nuevas Ideas del presidente Nayib Bukele prestan juramento durante la Asamblea Legislativa. Fotografía: AP/Salvador Meléndez.

«No es legal la destitución, es inconstitucional», señaló y añadió que el pleno de la Corte Suprema «solo debe reconocer a los magistrados electos constitucionalmente».

La legislación salvadoreña establece que los conflictos entre el Gobierno y Congreso deben ser resueltos por la Sala de lo Constitucional, pero ante la situación actual no está claro el camino.

Una de las opciones que dan los abogados de las organizaciones es que el pleno de la Corte Suprema no reconozca a los cinco letrados nombrados la noche del sábado por la Asamblea.

Al menos unas 200 personas, la mayoría jóvenes y mujeres, protestaron este domingo en San Salvador contra el Congreso y el presidente Bukele.

Se concentraron en el monumento a la Constitución para cuestionar la forma en la que se dieron las destituciones y acusar al mandatario de «autoritario».

«Por lo que estamos peleando no es por ningún magistrado o fiscal. Estamos peleando por una división de poderes», porque se puede dar una «concentración del poder y la toma arbitraria de decisiones», dijo uno de los manifestantes a la prensa, quien pidió no ser identificado por su seguridad. EFE