Condenan a un hombre que abusó sexualmente de su hija biológica

Un hombre oriundo de Vallemí fue condenado a 11 años de prisión al ser declarado culpable de abusar sexualmente de su propia hija. La madre de la menor realizó la denuncia al notar las lesiones pero luego intentó defender al agresor.

El caso se registró en diciembre del año 2019, en la localidad de Vallemí. La madre de la víctima, hija biológica del ahora condenado, notó las lesiones que presentaba la niña en sus partes íntimas y decidió llevarla a un centro asistencial donde se percataron del abuso.

Los médicos diagnosticaron que la niña presentaba lesiones en sus genitales y enrojecimiento al momento de ser atendida. El abuso sexual fue confirmado con las pericias psicológicas.

Al momento del ataque, la menor tenía apenas 4 años y este hecho fue visualizado por la madre, quien alterada reclamó a su pareja y salió de la casa con la menor.

Transcurrido el tiempo la madre de la menor intentó desdecirse del hecho, señalando que fue una denuncia falsa, y pretendió defender a su pareja.

Tras los testimonios y pruebas arrimadas pudo comprobarse que el hecho sí existió y refería al abuso sexual de la víctima. El Tribunal de Sentencia, que estuvo integrado por los jueces Jovino González, Gloria Torres y Félix González, tras valorar las pruebas presentadas por el Ministerio Público, consideraron justa la pena de 11 años de prisión que deberán ser cumplidos en la penitenciaría regional de Concepción.