Auditoría determina falta de planificación y sobrecosto en la pasarela de Ñandutí

El Ministerio de Obras Públicas dio a conocer este domingo el resultado de la investigación realizada en el marco de la millonaria adjudicación para la construcción de la cuestionada pasarela de "ñandutí". La misma terminó costando US $2,1 millones y tuvo cambios que beneficiaron a la firma.

El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), presentó el informe de la auditoría realizada en el caso de la pasarela peatonal entre el Parque Ñu Guasú y el Comité Olímpico Paraguayo. La “pasarela ñandutí” terminó costando US $2,1 millones y tuvo cambios que beneficiaron a la firma.

Los auditores concluyeron que no existe justificación técnica del costo que requirieron los ornamentos que se incluyeron en la obra. También resaltaron que hubo una deficiencia en el control interno del proceso de planificación de los contratos. 

Los interventores mencionaron además que se pudo constatar una falta de planificación y previsibilidad al momento de evaluar las condiciones para la viabilidad del proyecto licitado y que los ítems incorporados en los convenios modificatorios “no fueron analizados íntegramente en cuanto a un análisis técnico de presupuestos y precios referenciales de manera a facilitar los controles y verificaciones posteriores”.

Al documento, se agregan recomendaciones para la Dirección de Obras Públicas y la Unidad Operativa de Contrataciones del MOPC, que deberán implementar un Plan de Mejoramiento que contenga acciones concretas a ser aplicadas para optimizar los procesos licitatorios. «Intensificar la fiscalización, verificación y control de los avances de las obras; analizar de forma exhaustiva y eficaz (financiera y presupuestaria) la necesidad de solicitar los convenios modificatorios a los contratos considerando consecuencias y analizar el impacto, beneficio que traería a la población nacional, mantener la transparencia y las vías de comunicación abiertas al público”, se describe en el documento.

Lo llamativo en este informe es que no se habla de direccionamiento, hecho que la Contraloría General de la República (CGR) y la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP) incluyeron en las conclusiones de sus investigaciones. Se encontraron claros indicios de una licitación direccionada a favor de la empresa Engineering, además de sobrecostos, de acuerdo a los informes de ambas instituciones.