Sistema bancario paraguayo dejó de ser negativa, según Moody’s

Moody’s, la calificadora de riesgo, mejoró la perspectiva del sistema bancario paraguayo al subirle la nota de “negativa” a “estable”, calificación que se sustenta con la proyección de estabilidad o mejora del entorno operativo para los próximos 12 o 18 meses.

Para esta modificación en la nota colaboraron fue clave el apoyo de los bancos locales al sector agrícola, a través de la concesión y opciones de créditos, además de los precios elevados de los “commodities” (bienes básicos) y la esperada recuperación económica.

Moody’s sostiene que estos factores optimizarán las condiciones de negocio y promoverán el crecimiento de los créditos, por lo que se resolvió elevar la perspectiva a estable.

CALIFICACIONES EN AMÉRICA LATINA

Al igual que Paraguay, los sistemas de Panamá y Argentina también fueron beneficiados el cambio de sus calificaciones, de “negativa” a “estable”.

El sistema bancario de Panamá logró la mejora bajo los argumentos similares a los de Paraguay, mientras que al de Argentina lo ayudó la probabilidad de que se mantenga estable en los próximos 12 o 18 meses.

Finalmente Moody’s decidió mantener las calificaciones a Uruguay y Colombia, con perspectivas “estable” y “negativa”, respectivamente.