Israel suprime el uso obligatorio de mascarillas al aire libre

Con más de un 60% de su población vacunada, los contagios en Israel han caído en picado hasta alcanzar un mínimo de infecciones desde junio de 2020.

El ministro de Salud de Israel, Yuli Edelstein, ha anunciado que a partir de este domingo ya no será obligatorio usar mascarilla al aire libre en el país. A través de un comunicado, Edelstein ha explicado que se ha tomado la decisión basándose en las recomendaciones de expertos.

Personal sanitario israelí, de celebración tras recibir la vacuna contra el coronavirus. Fotografía: Reuters.

Israel fue uno de los primeros países del mundo, en la primavera de 2020, en imponer la mascarilla sanitaria en los lugares públicos. La exitosa campaña de vacunación ha sido determinante ahora para relajar esa medida. 

Más de 5,3 millones de israelíes -de una población de unos nueve millones de habitantes- han recibido por lo menos una dosis de la vacuna, y en torno al 53% está inoculado con ambas inyecciones. Israel encabeza la lista de países que más porcentaje de su población ha vacunado seguido de Chile, Reino Unido, Bahréin, y Estados Unidos, según el portal de datos Our World in Data

Esto permitió a las autoridades reabrir restaurantes, bares y las playas, además de llegar a acuerdos con Chipre y Grecia para que los israelíes viajen por turismo a estos países.

«Las mascarillas están destinadas a protegernos contra el coronavirus», por lo que «después de que los expertos de la salud llegaran a la conclusión de que ya no son necesarias al aire libre», decidió «permitirlo de acuerdo a su recomendación». La clave ha sido, ha subrayado, la campaña de vacunación. «El nivel de morbilidad en Israel es muy bajo gracias a nuestra exitosa campaña de vacunación y, por lo tanto, podemos relajar más restricciones», ha añadido.

Pese a todo, el ministro ha lanzado un mensaje de precaución y ha pedido a los ciudadanos que «todavía lleven mascarilla para poder entrar en edificios cerrados. Juntos mantendremos baja la morbilidad», ha subrayado. 

La suspensión de esta medidas ha estado sobre la mesa durante semanas en el país, aunque las autoridades han preferido esperar a que pasasen los recientes días conmemorativos que han tenido lugar en Israel debido al miedo a las posibles aglomeraciones que se desencadenara una mayor incidencia.

A partir del 23 de mayo autorizará la llegada de turistas. Las autoridades israelíes habían cerrado de forma casi hermética las fronteras a los viajeros por ocio tras el inicio de la pandemia en marzo de 2020.

Además, también a partir del domingo el sistema educativo israelí volverá a funcionar en su totalidad y sin las medidas aplicadas hasta el momento de grupos burbuja.