Argentina endurece cuarentena y suspende las clases presenciales

El presidente de la Argentina Alberto Fernández anunció ayer nuevas medidas para prevenir los contagios masivos de coronavirus. El mismo mandatario se encontraba con el virus, y fue dado de alta ayer.

Una de las medidas aplicadas es la restricción de la circulación nocturna entre las 20 y las 6 de la mañana. Con esto, las actividades comerciares funcionarán desde las 9 hasta las 19 horas, y fuera de ese horario los locales deberán permanecer cerrados. Esta medida es similar a la aplicada por el gobierno de Paraguay, y obedece a que por las noches las personas tienen a guarecerse en lugares cerrados.

El gobierno argentino también decidió suspender las clases presenciales desde el lunes 19 hasta el viernes 30 de abril. Así, las clases se volverán a realizar de manera virtual por las próximas dos semanas.

Las actividades recreativas, sociales, culturales, deportivas y religiosas en lugares cerrados tampoco estarán permitidas, mientras que los comercios gastronómicos funcionarán en modalidad de entrega a domicilio luego del horario permitido.

Argentina registra casi cinco veces más casos diarios nuevos con respecto a hace un mes cuando el promedio era de 6.000, frente a 25.000 de este miércoles. Las nuevas restricciones se aplicarán en Buenos Aires y su periferia, donde viven 15 millones de los 45 millones de argentinos y que concentra el aumento de contagios. Las provincias podrán adherirse.