Payo Cubas y un seguidor suyo fueron denunciados por agredir a personal policial

El exsenador Paraguayo Cubas y su seguidor Marco Antonio Báez González, fueron denunciados por varios hechos punibles tras agredir violentamente a personal policial este miércoles, hecho se que hizo viral en redes sociales. El ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, exigió que Payo se disculpe con la Policía Nacional.

El controvertido político y Báez fueron denunciados por los hechos punibles de Resistencia, Tentativa de Lesión Grave, Lesión y otros hechos contra la administración pública. Fue designada la fiscal Luz Guerrero para investigar los sucesos.

Según la denuncia, a las 13:00 del miércoles, personal policial de la FOPE descendió de una patrullera para compra de insumos de tiro, pero estacionaron en doble fila. En ese momento fueron atacados inicialmente por Paraguayo Cubas, quien tras golpear a un uniformado, le despojó de las llaves del vehículo policial.

Cubas también agredió con golpes y patadas a otros efectivos que se constituyeron en el sitio y además se negó a devolver las llaves.

En medio de los incidentes, se suma a los hechos Marco Antonio Báez González quien golpeó por detrás a un policía y peleó con otros, produciendo lesiones a los agentes que intentaron reducirlo.

No contento, Báez González también agredió a periodistas que presenciaron los hechos y se encontraban capturando imágenes de lo sucedido.

Tras el bochornoso espectáculo, Payo se metió debajo de la patrullera y se encadenó para evitar ser arrestado, prolongando así incidente. Posteriormente fue trasladado hasta la Agrupación Especializada.

DEBE PEDIR DISCULPAS

El ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, condenó los hechos protagonizados por Cubas, tildándolo la situación de “accionar cobarde” y manifestó que el político debe expresar disculpas públicas.

“Yo creo que Payo debe una disculpa, no solamente al personal policial a quien agredió, sino a todo el cuerpo de policía, ese tipo de actitudes es lo que genera precisamente ese desprecio a las autoridades”, sostuvo Giuzzio, y agregó que el exlegislador “metió la pata”.