Joven precandidato a concejal de Asunción propone impulsar una mejor gestión de los gastos

Ygnacio Sánchez, del movimiento “Unidad Republicana” es uno de los precandidatos a concejal de Asunción más jóvenes de esta temporada y en su campaña propone por apostar a un mejor manejo de los fondos con que dispone la Municipalidad, para promover y fortalecer las políticas.

“Tengo 24 años y decidí incursionar en política porque estoy hastiado de la corrupción”, dice Sánchez a Mayoría, quien se lanzó a la arena política con el movimiento Unidad Republicana (UR) al cual describe como una nucleación “conformada por personas patriotas, de distintos barrios de Asunción que conocen con propiedad las problemáticas existentes”.

El juvenil aspirante, conocido como «Nacho» tiene un eje claro en su propuesta: “ser el contralor del intendente para la correcta ejecución de los recursos”, nos comenta.

Su agenda política trae consigo varias propuestas innovadoras que, a su criterio, le cambiarían la cara a la capital del país. Propone, por ejemplo, instalar puestos de peaje en los principales accesos a la ciudad para aquellos que ingresen desde otros municipios.

También asegura que trabajará en promover y fortalecer las políticas públicas destinadas a la juventud y a la tercera edad, mejorar la educación vial, apostar por la eficiencia de prestación de servicios, y además planteará adoptar el modelo de economía naranja del municipio brasileño de Sao Paulo.

“Hay que trabajar por el desarrollo urbano, Asunción está pidiendo a gritos una intervención adecuada, una planificación urbana. La precaria infraestructura de la ciudad es terrible y se refleja fehacientemente con cada lluvia”, exclama el precandidato.

Sánchez se muestra motivado por integrar un movimiento nuevo y asegura que, si lo votan, estarán optando por “un candidato sin patrones, sin jefes, sin corrupción, sin amos ni dueños. El principal factor diferenciador consiste en que Unidad Republicana no está supeditado a las decisiones de los actores políticos de siempre”.

“Independientemente al color y afinidades políticas, considero que es difícil implementar una política pública eficiente y eficaz si del 100% de lo recaudado por la Comuna, solo el 10% va dirigido a políticas públicas y el 90% a gastos rígidos, se debe revertir eso para lograr una administración municipal eficiente y eficaz”, finaliza.